Valor Nutricional

Los nuevos medicamentos vendrán del océano

Foto del autor

By Milthon Lujan

La científica del Senckenberg Research Institute, Julia Sigwart, junto con un equipo internacional, ha desarrollado propuestas sobre cómo utilizar el potencial de las sustancias naturales de los océanos de manera más eficiente en la producción de medicamentos.

Anuncios

En un artículo que se publicó en la revista científica “Natural Product Reports”, los investigadores destacaron la importancia de los organismos marinos en el campo médico. Ellos llaman a simplificar los procesos científicos para permitir una identificación más rápida de posibles sustancias medicinales.

Beneficios biomédicos de los productos marinos naturales

Un rico catálogo de productos naturales de invertebrados marinos y algas vienen contribuyendo a la medicina moderna, y tiene el potencial para seguir diversificando.

De hecho, la sangre del “cangrejo herradura” Limulus polyphemus es empleada para probar todos los inyectables. Las enzimas usadas en la amplificación de PCR de ADN fueron primero aisladas del microbio Thermus aquaticus.

La sustancia activa aprobada Vidarabine® se extrajo originalmente de la esponja marina Tectitethya crypta. La toxina curianol se utiliza en la cirugía cardíaca. Y la bioluminiscencia de la especie de medusa Aequorea victoria es utilizada por los médicos de todo el mundo como un gen reportero.

Anuncios

“Desde la aparición del hombre, las sustancias naturales han sido una fuente importante de agentes medicinales para el tratamiento de las enfermedades, aproximadamente la mitad de los medicamentos que usamos en la actualidad, incluido los antibióticos y los agentes que combaten el cáncer, tienen su origen en la naturaleza” explica la Dra. Julia Sigwart.

READ  Macroalgas: una prometedora materia prima para la economía circular

“La mayoría de estos agentes medicinales se basan en sustancias encontradas en las plantas y los microorganismos que se extraen principalmente de muestras de suelo. Los océanos, que cubren más de dos tercios de la superficie de la tierra, solo han jugado un papel subordinado en este contexto hasta la actualidad”.

Según los científicos el potencial de los océanos aún no se ha explotado por completo, a pesar del hecho comprobado de que las sustancias marinas son cuatro veces más eficientes en la medicina, comparado con las sustancias naturales de la tierra.

“La vida en los océanos existe desde hace aproximadamente 3.7 mil millones de años, tres veces más que en tierra. Por tanto, la diversidad de los organismos marinos es desproporcionadamente mayor, se considera que alrededor del 90 por ciento de los organismos marinos aún no han sido descritos” añadió Sigwart.

El camino al biodescubrimiento marino

Anuncios

El biodescubrimiento marino inicia con la biodiversidad, basado en la hipótesis de que está provee nuevas actividades químicas y biológicas. Sin embargo, existe un proceso largo y complejo de investigación biológica que debe ser establecido para incrementar la investigación y explotación química.

Los productos naturales marinos son resultado de adaptaciones únicas de una especie o un grupo de especies, de esta forma los investigadores recomiendan que la atención de los químicos en los resultados biológicos.

“El proceso de investigar nuevas soluciones marinas naturales para los problemas humanos es desafiante, riesgoso y prolongado, y se requiere ciclos de vida de 3 a 4 años de una subvención de investigación típica” destacan los investigadores.

Ellos resaltan que el descubrimiento de nuevos medicamentos es de “alto riesgo” en las primera etapas, y por consiguiente de baja prioridad para los fondos de investigación de fuentes públicas o privadas.

READ  Un péptido del pescado puede ayudar en la batalla contra las enfermedades cardiovasculares

Enfoques para el descubrimiento de nuevos medicamentos

Anuncios

Sigwart y sus riesgos buscan remediar este desequilibrio, y los investigadores desarrollaron cinco enfoques para resolver este problema:

Primero: Ellos promueven una inversión en investigación básica, aún si no hay una vinculación aparente con la industria.

Segundo: Cooperación entre la ciencia y la industria en una base más equitativa.

Tercero: Los científicos jóvenes deben recibir apoyo para estudiar los organismos y hábitats menos conocidos; en esta área, el equipo espera el mayor potencial.

Anuncios

Cuarto: Intercambio de datos dentro de las redes de trabajo globales.

Quinto: Incluye la protección integral de la diversidad biológica y genética en los océanos, la pérdida de la biodiversidad marina resultará en la pérdida de posibles remedios que podrían tener un efecto significativo en el bienestar de toda la humanidad.

Conclusiones

“Argumentamos que el valor del océano para los avances biomédicos permanece subdesarrollado, y que es tiempo de tomar medidas para eliminar los cuellos de botella a lo largo de la ruta de biodescubrimiento” dicen los investigadores.

Ellos concluyen que los tesoros del océano han proporcionado avances fundamentales en la salud humana y aún permanecen infrautilizados para beneficio humano, sin embargo, ese potencial puede perderse si permitimos que la ruta de biodescubrimiento se bloquee en la búsqueda de soluciones rápidas.

El estudio fue financiado por el Hong Kong Branch of Southern Marine Science y el Engineering Guangdong Laboratory (Guangzhou).

Referencia (acceso abierto):
Julia D. Sigwart, Robert Blasiak, Marcel Jaspars, Jean-Baptiste Jouffray and Deniz Tasdemir (2020): Unlocking the potential of marine biodiscovery. Nat. Prod. Rep., 2021, DOI: 10.1039/D0NP00067A 

Deja un comentario