Valor Nutricional

Moco de la piel de peces para combatir bacterias nocivas a la salud humana

Foto del autor

By Milthon Lujan

Brasil – El moco de la piel del paco y la gamitana puede ser empleado para combatir bacterias nocivas que afectan la salud humana.

Un estudio realizado en la Escola Superior de Agricultura Luiz de Queiroz (Esalq) de la Universidade de São Paulo (USP), en Piracicaba, demostró que el moco retirado de la piel de algunas especies de peces nativos de Brasil pueden ser eficientes en combatir algunas bacterias nocivas para la salud humana.

Según la autora del estudio, Marina Rodrigues Mazine, el moco epidérmico analizado fue obtenido del dorso del paco y de la cachama. “Ambas son especies nativas de Brasil”, explicó la investigadora.

De acuerdo con Marina, la composición del moco extraído de los peces, usado en los experimentos, no es del todo conocida.

“Se necesitarán más análisis”, dijo la investigadora.

Péptidos antimicrobianos

Los péptidos antimicrobianos son compuestos de defensa encontrados en las plantas o los animales, relacionados a los mecanismos de acción diferentes de los agentes antimicrobianos tradicionalmente utilizados.

Muchos organismos generalmente producen péptidos antimicrobianos como mecanismos de defensa, la identificación y aplicación de estos péptidos vienen siendo investigados a fin de encontrar nuevos compuestos bioactivos.

Según los investigadores los péptido bioactivos son fragmentos específicos de proteínas que poseen funciones en organismos vivos, ellos constituyen la primera barrera química frente a los microorganismos patógenos, teniendo el moco de la epidermis un papel importante en los organismos acuáticos.

Moco de la piel de los peces

El moco tiene un papel de defensa en los peces, por eso los científicos recomiendan analizar los componentes biológicamente activos debido a que son desconocidos. El moco epidérmico o cutáneo tiene un papel en el metabolismo de los peces, debido a que separa al individuo del ambiente.

READ  Descubierto el potencial de las algas como recursos renovables

Además de la defensa, el moco posee propiedades físico-químicas que desempeñan funciones relacionadas a la hidrodinámica, respiración, reproducción, locomoción y regulación osmótica de los peces.

El moco tiene una composición que puede variar entre especies, estacionalidad, estado de desarrollo y ambiente, y puede contener lisozimas, lectinas, aglutininas, calmodulina, proteína C reactiva, enzimas proteolíticas, péptidos antimicrobianos, inmunoglobulinas, glicoproteínas y peroxidasas.

Resultados alentadores

Los primeros resultados del estudio son alentadores, debido a que el moco demostró ser eficaz contra las bacterias Escherichia coli, Listeria monocytogenes, Staphylococcus aureus y Salmonella enterica.

Marina también reportó que la recolección de muestras de moco de la piel de los peces se realizó en dos épocas diferentes del año para identificar la influencia de la estacionalidad en la composición del moco.

“Los peces están en constante contacto con diferentes microorganismos en el medio acuático y esto hace relevante el estudio de sus mecanismos de respuesta inmune, siendo el moco epidérmico el primer mecanismo de defensa, debido a que está en contacto con el medio externo”, reporta Marina.

Referencia (acceso libre):
Rodrigues M. 2021. Potencial antimicrobiano do muco epidérmico de pacu (Piaractus mesopotamicus) e tambaqui (Colossoma macropomum), espécies nativas do Brasil. Escola Superior de Agricultura “Luiz de Queiroz” – Universidade de São Paulo. 44 p. 

Deja un comentario