El Acuicultor

Gratis manual de Buenas Prácticas de Manejo en el cultivo de camarón blanco

Foto del autor

By Milthon Lujan

El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) publicó la 2da edición del “Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei” para ayudar a que los camaroneros logren una producción de calidad y rentable.

Anuncios

La segunda edición presenta nuevas herramientas de aplicación voluntaria para prevenir, mitigar o compensar los impactos ambientales negativos generados por las actividades de las granjas camaroneras.

El manual involucra aspectos ambientales, sociales y de seguridad alimentaria y, propone principios para la realización responsables y sostenibles del cultivo de camarón; el mismo servirá de guía para que los productores de camarones elaboren sus manuales de Buenas Prácticas de Manejo (BPM).

“La 2da edición del Manual de Buenas Prácticas de Manejo (BPM) en el cultivo del camarón marino, viene a fortalecer el objetivo de disponer de nuevas herramientas de aplicación voluntaria para prevenir, mitigar o compensar los impactos ambientales negativos generados por las actividades de las granjas camaroneras, de tal forma que las operaciones de cultivo se desarrollen de una manera responsable con el ambiente y con la sociedad” destacan los autores del manual.

Ellos indican que los principios y las guías asociadas con la implementación, pueden ser usados por los sectores públicos y privados para:

Anuncios

a) desarrollar protocolos de manejo para cada granja,

b) mejorar prácticas de manejo, y

c) sugerir propuestas adicionales de administración para el cultivo del camarón.

A continuación resumimos algunas de las recomendaciones establecidas en el manual; mayores detalles puedes encontrar en el documento.

BPM para los aspectos sociales de una camaronera

Anuncios

El manual destaca los siguientes aspectos sociales que deben tenerse en consideración durante la operación de una granja camaronera:

1. Evitar conflictos con las comunidades locales.

2. No se debe negar el acceso de la comunidad a los recursos naturales.

3. En el tema de los recursos hidrobiológicos y costeros, las granjas deben ser entes colaboradores con las Autoridades Competentes que tienen la
responsabilidad de regular su uso.

READ  Publican y difunden manual que apoya la captación de semillas de choritos
Anuncios

4. Asegurar el bienestar y mejorar las condiciones de trabajo de quienes laboran en las granjas de cultivo de camarón.

5. La capacitación debe ser un tema permanente, para mejorar el nivel profesional de los trabajadores, con miras a aumentar la eficiencia en el desempeño de su labor diaria y para una conducta responsable dentro de su comunidad.

6. Minimizar el riesgo de errores humanos durante el proceso de cultivo de camarón, mediante el entrenamiento, extensión en técnicas apropiadas y, a través de programas de excelencia, bonificaciones y reconocimientos.

7. Dotar a sus trabajadores con la indumentaria y elementos de seguridad apropiados para cada una de las labores que éstos realicen.

Anuncios

8. Cumplir con los requisitos de programas de pensión de los trabajadores.

9. Brindar en el campo buenas condiciones a los trabajadores, tales como transporte adecuado, área de alimentación y descanso y, acceso a instalaciones sanitarias (fijas o portátiles) y planes de atención médica.

Buenas Prácticas de Manejo para la selección de sitio de una camaronera

1. Para la definición del sitio y desarrollo del proyecto, debe considerarse la viabilidad técnica y ambiental obtenida en el estudio técnico económico y de impacto ambiental.

2. Obedecer la normativa para el uso del suelo, leyes de planificación y planes de manejo costero.

3. Determinar el grado de contaminación del agua o del suelo en diferentes épocas del año, según los requerimientos de la normativa nacional.

4. Seleccionar un sitio en el que el agua o el suelo no han sido contaminados previamente por su uso anterior.

5. Asegurarse que el sitio seleccionado se encuentre libre de peligros potenciales de contaminación del agua y suelo.

6. Evaluar las propiedades físico-químicas del recurso agua, evitando utilizar fuentes de agua con riesgo de estar contaminadas por actividades antropogénicas.

Anuncios

7. No localizar nuevas granjas de camarón en áreas que ya han alcanzado su capacidad de carga para la acuicultura.

8. En tierras dulces, deben seleccionarse para acuicultura terrenos con limitado potencial de uso agrícola y pecuario y, con poca vegetación, considerando evitar la salinización de suelos y fuentes de agua dulce aledañas.

9. Todos los sitios para instalaciones acuícolas deben proyectarse para que funcionen de una manera armónica con el medio ambiente.

READ  Vet+i presenta la nueva Guía de Uso Responsable de Medicamentos Veterinarios en Acuicultura

10. Se debe contemplar en la ubicación de la granja, no afectar las fuentes de aguas de otros usuarios por sobrecarga, contaminación con efluentes, etc.

11. Conservar zonas de amortiguamiento y corredores entre las granjas y otros usuarios y hábitat.

12. En caso de áreas costeras, se debe evitar la destrucción del manglar y hay que dejar áreas de amortiguamiento.

13. Planificar bien la toma de agua y los drenajes, buscando la vía de menor impacto sobre el ambiente y evitando el re-bombeo de aguas servidas (efluentes).

14. Contemplar en la selección del sitio, problemas de inundación; entre otras.

BPM para secado de estanques camaroneros

1. Incorporar el vacío sanitario dentro del protocolo como actividad prioritaria

2. Someter rutinariamente las unidades de producción y estructuras de abastecimiento de agua a un período prudente de secado por la acción del sol y viento, hasta que el fondo desarrolle cuarteaduras de aproximadamente 5 a 10 cm de profundidad

3. Para facilitar la operación de roturación (arado o volteado) del fondo del estanque, se debe tener definido hasta que nivel de secado se va a llevar el suelo; fondos muy secos se compactan demasiado y no permiten una buena roturación

4. El secado del fondo de los estanques puede hacerse después de cada cosecha o en intervalos más largos si se desea, pero secados largos y frecuentes no son siempre necesarios. El secado incrementa la aireación del suelo, que estimula la descomposición de la materia orgánica

Buenas prácticas de manejo para manejo de sedimentos

1. Los estanques, canales y lagunas de sedimentación, deben estar diseñados para reducir la erosión causada por la lluvia y las corrientes del agua

2. Los sedimentos deben dejarse secar lo suficiente antes de ser extraídos para poder utilizar maquinarias para este proceso

3. Si los sedimentos son almacenados fuera del área de producción, el sitio debe estar diseñado para minimizar la infiltración de los nutrientes y
contaminación de las aguas subterráneas

4. Para reducir la acumulación de sedimentos en los estanques, es recomendable un área de sedimentación previa al canal reservorio para retener los sólidos suspendidos. Además, se debe hacer un manejo adecuado del régimen de alimentación y de fertilización

READ  FAO publica informe sobre la situación del extensionismo acuícola en América Latina y el Caribe

5. Un fondo nivelado o ligeramente inclinado se drena más rápidamente y previene charcos donde los depredadores y los organismos que causan
enfermedades pueden sobrevivir

6. Los lodos removidos de las granjas camaroneras de alta tecnología y semi- intensivas, deberán estar contenidos para evitar la salinización de
los suelos y no causar daños ecológicos

7. Los lodos deben ser expuestos a un proceso de mineralización mediante la acción del sol o a través del uso de bacterias remediadoras lo cual permite
su aprovechamiento para el uso en la agricultura como fertilizantes.

Estas y otras recomendaciones puedes encontrar en el Manual que puedes descargar al final del artículo.

Referencia (acceso abierto):
Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, O. García Suárez, D. Kawahigashi, R. Morales R., F. Huerta y D. Jory. 2021. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. Segunda Edición. Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria. Nº de páginas: 218 p.

Deja un comentario