El Acuicultor

¿Cómo gestionar la aireación y calidad del agua en criaderos de peces?

Foto del autor

By Milthon Lujan

En los criaderos de peces, un elemento esencial es la calidad del agua. Una publicación de WorldFish brinda una serie de recomendaciones para mejorar la gestión del agua en la piscicultura.

Para el piscicultor disponer de alevines (semilla) de alta calidad es de suma importancia para garantizar el buen inicio de sus campañas de producción. De esta forma, los criaderos (hatcheries) de peces juegan un rol importante en la cadena de valor de la acuicultura.

La calidad de los alevinos o semilla de peces depende de las adecuadas condiciones de crianza en los criaderos. Para garantizar estas condiciones los piscicultores necesitan adoptar técnicas que mejoren la gestión del agua, incluida una adecuada oxigenación de los criaderos y estanques de alevinaje.

La WorldFish Center publicó una guía para orientar a los dueños de criaderos y piscicultores sobre la gestión de la calidad del agua, con la finalidad de mejorar la sobrevivencia y la calidad de la semilla de los peces producidos.

Aún cuando el documento está orientado a los piscicultores de Bangladesh, los conceptos y técnicas que se presentan pueden ser adoptados por todos los piscicultores.

Gestión del abastecimiento de agua en los criaderos

Para una exitosa reproducción de los peces en los criaderos, el agua debe tener más o menos características fisicoquímicas similares a las del hábitat original de la especie que es cultivada.

Muchos criaderos de peces de agua dulce tienen como fuente de abastecimiento el agua de pozos. Esto es una ventaja debido a que provee agua limpia que está libre de patógenos y tiene una temperatura constante.

La calidad del agua de los pozos es generalmente buena. No obstante, el nivel oxígeno disuelto es muy bajo, el nivel de dióxido de carbono es alto y frecuentemente tiene hierro disuelto.

Efectos negativos de la baja calidad del agua en los criaderos

Bajos niveles de oxígeno disuelto

Muchos proyectos de criaderos de peces incluyen sistemas de aireación para tratar el agua antes de alcanzar el reservorio del criadero. Sin embargo, muchos piscicultores no adoptan el uso de torres de aireación, debido a que el oxígeno es disuelto en el agua antes de caer en el reservorio.

A pesar de los cuidados, los niveles de oxígeno disuelto en el agua en los hatcheries sin dispositivos de aireación varía en saturación entre 20% y 40%. La cantidad de oxígeno disuelto en el agua de estos criaderos depende de la altura desde la cual cae el agua al reservorio y el tiempo que el agua permanece en el reservorio.

READ  Descargue video del webinar de planes de negocios en acuicultura

El punto de saturación de oxígeno disuelto en el agua depende principalmente de la temperatura; en resumen, a mayores temperaturas los niveles de solubilidad del oxígeno son menores, en contraste a menores temperaturas los niveles de solubilidad del oxígeno son mayores.

Prácticas que ayudan a incrementar los niveles de oxígeno disuelto en los criaderos:

a) Asegurar que el agua en el tanque de reservorio se sature automáticamente, instalando una torre de aireación.

b) Para el tanque de tratamiento de los reproductores mantener el contenido de oxígeno disuelto del agua mediante el rociado continuo de agua a una tasa de 1.5-2 L por minuto por cada kilogramo de reproductor en el tanque.

c) En el caso de que el abastecimiento de agua falle, mantener un cilindro de oxígeno de reserva con difusores y un manómetro para proveer oxígeno a los tanques.

d) Para alcanzar buenos resultados, mantener el nivel de oxígeno disuelto en al menos 5 mg/L para incubar los huevos o criar las larvas.

Alto contenido de dióxido de carbono en el agua de pozo

El alto contenido de dióxido de carbono en el agua de los criaderos es peligroso. El nivel recomendado es 5-15 mg/L.

En los criaderos sin un sistema de aireación suficiente, si las larvas son transportadas por más de 4 horas, se esperan mortalidades significativas.

Aunque los alevines son empacados en bolsas de polietileno con oxígeno puro, el exceso de dióxido de carbono en el agua puede matar a los peces.

Hierro

El contenido de hierro de aguas anóxicas de un pozo es peligroso para los criaderos. Tan pronto como el agua es aireada, el hierro disuelto reacciona con el oxígeno. El óxido de hierro no es soluble en agua, y este precipita en formas parecidas a las plumas.

El óxido de hierro es peligroso para los peces debido a que se adhiere a las larvas y branquias, promueven las colonias de bacterias que pueden taponar las tuberías.

Temperatura del reservorio

La temperatura del agua en un acuífero situado en la profundidad de un pozo es aproximadamente igual a la temperatura promedio anual del área.

Sin embargo, el agua en los reservorios puede tener temperaturas variables en las estaciones frías y cálidas del año, principalmente si el agua permanece mucho tiempo sin ser usada. La alta o baja temperatura puede impactar la eclosión y la supervivencia de los peces de agua dulce.

Las siguientes prácticas pueden ayudar a mantener apropiadas temperaturas del agua en los criaderos:

– Cubrir los reservorios de agua con un techo.
– El techo debe permitir circular libremente el aire.
– El agua que se almacena por largo tiempo en el reservorio puede incrementar en temperatura.

READ  Publican memorias del XV Foro de Recursos Marinos

Beneficios de los aireadores y problemas de la aireación

Hay muchos beneficios en el uso de aireación para asegurar una apropiada calidad de agua en los criaderos:

– En los estanques de los reproductores, se reducen las fluctuaciones diurnas en el oxígeno disuelto y las condiciones ambientales se asemejan a los de un río. Esto favorece el desarrollo gonadal.

– La tasa de eclosión se incrementa y la frecuencia de deformidades en las larvas disminuye.

– La aireación permite la remoción exitosa del dióxido de carbono.

– Incremento de la eficiencia de la producción.

Aireación de los estanques

El suministro de oxígeno en los estanques no siempre es suficiente para sostener el crecimiento y desarrollo saludable de los peces.

Los cambios diarios en el oxígeno disuelto en el agua de los estanques puede resultar en el estrés de los peces, pobre crecimiento y el riesgo del incremento de la mortalidad.

La solución es usar aireadores para incrementar los niveles de oxígeno disuelto.

La importancia de la aireación de los estanques

La aireación de los estanques provee niveles apropiados de oxígeno para que los peces en cultivo cumplan con su demanda metabólica.

En los estanques de cultivo, la alta densidad de los peces, el plancton y la descomposición de los residuos (heces y alimentos no consumidos) requieren más oxígeno por volumen de área de agua que en los cuerpos de agua naturales.

En los sistemas de cultivo semi-intensivos, es probable que la cantidad de oxígeno suministrado de las fuentes naturales no siempre satisfacen la demanda por oxígeno de la biota del estanque.

La aireación permite sostener mayores densidades de cultivo y tasas de alimentación. También reduce los problemas de calidad del agua y maximiza la producción y la rentabilidad de los peces de cultivo.

Principios de aireación del agua

Bajo condiciones normales, el oxígeno ingresa al estanque desde el aire al agua mediante difusión (además del oxígeno producido por la fotosíntesis) a través de la interfaz aire-agua. Sin embargo, una vez que la capa superior alcanza el punto de saturación, no puede ingresar más oxígeno al agua sin circulación.

Cuando el viento sopla en la superficie del estanque, el área de interfaz se incrementa debido a las olas generadas por el viento, de esta forma más oxígeno ingresa al agua. Otro efecto del viento es que mezcla las capas superiores de agua con las áreas profundas, que permite la continua difusión del oxígeno en el agua por un largo período de tiempo.

Los aireadores de los estanques de acuicultura incrementan la interfaz aire-agua mediante la introducción de aire en el agua y rociar el agua en la superficie. El incremento del área de la interfaz, que permite una mayor difusión de oxígeno en el agua.

READ  MAPA publicó manual de identificación de especies de peces para ayudar a combatir el fraude

Existen dos formas para describir el rendimiento de un aireador:

a) La tasa estándar de transferencia de oxígeno (SOTR) es la cantidad de oxígeno adicionado al agua en 1 hora bajo condiciones estándar. Las unidades de SOTR son libras de oxígeno por hora, que pueden ser multiplicadas por 0.45 para derivar el equivalente métrico en kilogramos de oxígeno por hora.

b) Eficiencia estándar de aireación (SAE) es la tasa de transferencia de oxígeno estándar dividido por el requerimiento de energía en caballos de fuerza (hp). Las unidades de SAE son libras de oxígeno por hp por hora, que puede ser multiplicado por 0.61 para derivar un SAE en unidades métricas de kilogramos de oxígeno por kilowatt por hora.

Los beneficios de usar aireadores en los criaderos

Los beneficios de emplear aireadores en los estanques incluyen los siguientes:

– Incrementan la seguridad para la supervivencia de los peces en cultivo.
– Mejoran el presupuesto de oxígeno de los estanques mediante el incremento de la cantidad de oxígeno almacenado en el agua del estanque.
– Acelera la mineralización de los sedimentos orgánicos para mejorar el fondo del estanque.
– La aireación regular por pocas horas por día asegura el hábitat óptimo para los peces, con niveles de oxígeno disuelto en las mañanas por encima de 3 mg/L.
– El estanque permanece bien mezclado y toda el área del estanque está disponible para el crecimiento de los peces.
– Los sistemas de aireación pueden incrementar la densidad de cultivo de los peces y las tasas de alimentación.

Referencia (acceso abierto):
Rajts F and Shelley CC. 2020. Guidelines for managing aeration and water quality in fish hatcheries and nurseries in Bangladesh. Penang, Malaysia: WorldFish. Guidelines: 2020-35.

Deja un comentario