Informe

La fuerza laboral necesaria para sostener el crecimiento de la acuicultura

Foto del autor

By Milthon Lujan

Carole R. Engle, editora del Journal de la World Aquaculture Society, publicó un artículo en donde describe el problema de la mano de obra en la acuicultura, y las competencias que deberán desarrollar la fuerza laboral en el futuro.

Engle indica que en la acuicultura se presta mucha atención al desarrollo de las prácticas de cultivo, los alimentos balanceados, la calidad del agua, y otros requerimientos fundamentales para la producción acuícola.

“La necesidad por capital en suficiente cantidad es un tema frecuente, particularmente relacionado al inicio de un nuevo negocio acuícola” destaca la investigadora. Sin embargo, resalta Engle, poca atención se ha prestado a conocer la cantidad y naturaleza de la mano de obra requerida para que la acuacultura continúe creciendo.

Programas educativos en acuicultura

De acuerdo con el artículo, los programas educativos han sido desarrollados en muchos países por años para proveer una fuerza laboral adecuada para la acuacultura.

No obstante, cita Engle, una serie de encuestas a los acuicultores de EE.UU determinó que la escasez de la mano de obra es uno de los principales cinco problemas que enfrentan los productores acuícolas.

Asimismo, en Australia, una fuerza laboral que envejece y problemas de reclutamiento y retención de una mano de obra adecuada para la acuicultura fue descrita como un problema creciente.

“Las áreas de trabajo remotas y las competencias de otras oportunidades de empleo con salarios más altos compiten con la acuacultura y el sector de productos del mar en general por mano de obra calificada y no calificada” reporta Engle.

Ella describe que muchos jóvenes prefieren un entorno de trabajo de oficina y un estilo de vida más urbano con las comodidades asociadas.

Engle cita que en la Unión Europea también se vienen informado sobre las crecientes preocupaciones relacionadas con la percepción de un desajuste entre los programas de formación y las necesidades del mercado laboral acuícola.

El costo de la mano de obra

La investigadora resalta que el costo de la mano de obra también ha emergido como un problema.

READ  Uso de los Sistemas de Información Geográficos en la acuicultura

La mano de obra es el principal costo de producción de la acuicultura de bivalvos en varios países y regiones, y más recientemente, en los sistemas de recirculación en acuicultura (RAS).

“Para RAS, en particular, encontrar formas de mejorar la productividad y la eficiencia del uso de la mano de obra potencialmente son importantes para la rentabilidad a escala de producción” citó Engle.

Cambios en la necesidad de la fuerza laboral

Según la investigadora, la combinación de los crecientes problemas de disponibilidad de mano de obra para la acuacultura y el aumento de los costos de la mano de obra se ven agravados por la naturaleza cambiante de las necesidades de fuerza laboral para la acuicultura moderna.

La producción acuícola en todo el mundo viene experimentando una transformación de métodos de cultivo intensivos en mano de obra a una mayor mecanización. “Se están desarrollando y adoptando sistemas automatizados en las granjas acuícolas que cambian aún más la naturaleza de la demanda de la mano de obra en la acuicultura” citó Engle.

Ella indica que el aumento de la automatización probablemente refleja la sustitución de capital (usado para comprar equipos que reemplazan algunas funciones laborales) por mano de obra, debido a que los costos laborales han aumentado.

De acuerdo con la investigadora, la transformación de la acuicultura a través de la mecanización puede tener ramificaciones más complejas que una simple sustitución de mano de obra por capital.

“Parece que se está produciendo un cambio hacia una proporción cada vez mayor de mano de obra calificada en comparación con la mano de obra no calificada, a medida que se intensifica la producción acuícola” reporta Engle.

Intensificación de la acuacultura

Según Engle la producción acuícola generalmente se ha vuelto más intensiva con un mayor uso de tecnologías, inversión de capital en aireación, estanques divididos, RAS, jaulas en mar abierto y otros sistemas de producción.

“La intensificación inevitablemente incrementa la sofisticación de la producción, lo que conduce a la necesidad de una mano de obra más capacitada. Además, hay una tendencia en muchos países hacia negocios más grandes integrados verticalmente que aumentan los requisitos de gestión de un negocio de acuacultura” resaltó la investigadora.

READ  El uso de los bioflocs en acuicultura

No obstante, Engle también resalta que se presentan excepciones a la tendencia a la intensificación, particularmente en áreas que han experimentado brotes graves de enfermedades.

Ella cita como ejemplo el caso de las granjas camaroneras integradas en Ecuador y México, que continúan dependiendo principalmente de métodos de producción de engorde semi-intensivo o extensivo con gran parte de la fuerza laboral en trabajos con bajos salarios.

Escasez de mano de obra

La escasez de mano de obra en muchos países, desde la UE y EE.UU hasta China y Tailandia, ha provocado una mayor dependencia de la mano de obra inmigrante.

“Una fuerza laboral inmigrante presenta una serie de desafíos relacionados con las visas, barreras del idioma y otros conflictos. En países sin una protección legal adecuada y efectiva para los trabajadores inmigrantes, se han reportado inequidades en términos de salarios más bajos en comparación con los trabajadores locales, así como abusos, particularmente de mujeres y niños” destaca Engle.

La fuerza laboral que necesita la acuicultura

Engle cita que la fuerza laboral que se necesita para apoyar el crecimiento de las operaciones de las granjas de acuicultura será una mano de obra con sólidas habilidades en tecnología de la información.

“Los empleados deberán ser capaces de gestionar la supervisión y control remoto de las instalaciones de producción, ya sea que la granja se centre en la producción intensiva en estanques, RAS o jaulas marinas a gran escala” dijo Engle. El uso de la robótica y “big data” se volverá más común.

Asimismo, describe Engle, se seguirán necesitando habilidades de mantenimiento tradicionales para que las bombas, aireadores y otros equipos funcionen de manera eficiente.

“El conocimiento de la biología de las plantas y los animales acuáticos, la nutrición, la salud de los peces, y las condiciones ambientales requeridas de calidad de agua serán cada vez más importantes” destaca Engle.

“Los empleados deberán ser capaces de ingresar datos sobre parámetros importantes y administrar conjuntos de datos de sistemas de monitoreo automatizados, pero también deberán tener la suficiente comprensión para tomar decisiones correctas basadas en esos datos”.

La investigadora resalta que los gerentes y líderes de equipos deberán tener las habilidades para alimentar, monitorear la calidad del agua y cosechar, así como reparar la bomba y monitorear los robots cuando sea necesario.

READ  ¿Qué tan saludable es el salmón de cultivo?

“La mano de obra necesaria para el desarrollo de la acuacultura incluye a toda la cadena de valor. Por lo tanto, los esfuerzos de desarrollo de la fuerza laboral deberán incluir las habilidades necesarias para mejorar la producción de alimentos, el procesamiento, el almacenamiento/distribución, la fabricación de equipos, y otros sectores esenciales para que los productos acuícolas lleguen a los consumidores” dijo Engle.

La investigadora concluye que los efectos combinados de la disponibilidad reducida de mano de obra tradicional, el aumento de los costos laborales, la necesidad de mejorar la eficiencia y la productividad de la fuerza laboral para reducir los costos de producción, y la transformación de la acuicultura hacia una mayor productividad exigen una mano de obra más calificada.

Engle finaliza invitando a los investigadores a enviar sus manuscritos que aborden estos y otros temas críticos para la acuacultura para su publicación en el Journal of the World Aquaculture Society.

Referencia (acceso abierto):
Engle C. 2021. The workforce needed to support future growth of aquaculture. Journal of World Aquaculture Society.

Deja un comentario