Impacto Ambiental

Científicos cuestionan la ética y la sustentabilidad de las granjas de pulpo

Foto del autor

By Milthon Lujan

Nueva York, EEUU.- El cultivo comercial de pulpo tiene diferentes estados de desarrollo en diferentes continentes, lo que podría tener un efecto onda negativo sobre la sustentabilidad y el bienestar animal, concluyó un equipo de investigadores.

“Estamos viviendo una rápida domesticación de las especies acuáticas y la investigación se centra casi exclusivamente en el tema de qué animales acuáticos podemos criar, en lugar de qué animales debemos cultivar” dijo Jennifer Jacquet, profesor asistente en la New York University (NYU) y autor líder del estudio.

“Las universidades y las empresas están invirtiendo tiempo y dinero en el cultivo del pulpo, lo que creemos que es un gran error. La producción en masa de los pulpos podría repetir muchos de los mismos errores que cometemos en tierra, en términos de altos impactos ambientales y de bienestar animal, y de alguna manera serían peores porque tenemos que alimentar a los pulpos con otros animales”:

El análisis, que señala que casi 190 países actualmente cultivan aproximadamente 550 especies acuáticas, ha contado con la participación de Peter Godfrey-Smith de la University of Sydney, Becca Franks, profesora asistente visitante en la NYU, y Walter Sanchez-Suarez, investigador postdoctoral español que trabaja en la University of Sussex.

España, junto con México, Japón y China están incrementando los esfuerzos científicos para desarrollar el conocimiento para criar pulpos a escala comercial. Por ejemplo, Nissui, una empresa de pescados y mariscos con sede en Japón, está avanzando en el cultivo de pulpo y ha pronosticado que el pulpo de cultivo llegará al mercado en el 2020.

Dados estos desarrollos, el equipo de investigación trató de explorar el impacto potencial de las granjas de pulpos.

READ  Proyectando el futuro de la acuicultura europea

El estudio reveló lo siguiente:

– A diferencia de los animales de granja, la mayoría de los cuales evolucionaron como herbívoros, la mayoría de las especies de animales acuáticos criados son carnívoros, por ejemplo, el salmón, la carpa y el bagre. La alimentación de estos animales pone presión adicional sobre los peces silvestres e invertebrados para la producción de harina de pescado, alrededor del 30% de la captura global de pescado es convertido en alimentos para otros animales, y el principal consumidor es la acuicultura, que ha sido la principal fuerza impulsora detrás de la sobrepesca. Cultivar pulpos, también carnívoros, solo exacerbaría las condiciones actuales.

– El cultivo de pulpos podría producir altos niveles de contaminación por nitrógeno y fósforo del alimento no consumido y de las heces, los que contribuye a la disminución del oxígeno.

– Las investigaciones mostraron que los pulpos tienen una complejidad cognitiva y conductual considerable, lo que hace que el cultivo sea totalmente incompatible con su comportamiento. Como resultado se presentan altas tasas de mortalidad, incremento de la agresión, e infección parasitaria en las granjas existentes.

Evaluando los desafíos que representan muchas de las granjas, los científicos cuestionan su necesidad.

“Si la sociedad decide que no podemos criar pulpos, significa que relativamente pocas personas continuarán comiendolas” destacaron. “Sin embargo, en el caso del pulpo, esto no representa ningún problema para la seguridad alimentaria. Los principales mercados para el pulpo (Japón, Corea del Sur, países del Norte del Mediterráneo, EEUU, China y Australia) son seguros para la alimentación”.

“En este momento, el cultivo del pulpo está limitado por la tecnología, pero la tecnología podría estar disponible para el cultivo de pulpo a escala industrial. Si llega esta oportunidad, esperamos que se reconozcan los graves problemas ambientales y de bienestar asociados con dichos proyectos, y que se desaliente o se evite el cultivo de pulpos. Hay mejores alternativas para el futuro de la producción”.

READ  Desarrollan herramienta que determina el origen y la migración de peces invasores en la Patagonia

Referencia (gratis):
JENNIFER JACQUET, BECCA FRANKS, PETER GODFREY-SMITH, WALTER SÁNCHEZ-SUÁREZ. The Case Against Octopus Farming. Issues in Science and Technology, VOL. XXXV, NO. 2, WINTER 2019. https://issues.org/the-case-against-octopus-farming/ 

Deja un comentario