Valor Nutricional

Científicos caracterizaron alérgenos de cuatros moluscos de la región Asia-Pacífico

Foto del autor

By Milthon Lujan

Australia.- La alergia a los mariscos es una de las alergias más graves. Sin embargo, a veces es difícil diagnosticar y decir qué tipo de mariscos es el problema. Científicos de Monash University han dado un gran paso en diagnóstico de las alergias causadas por los moluscos.

Anuncios

Los científicos del Allergy Lab (AIRmed and Immunology & Pathology) caracterizaron por primera vez a los alérgenos de cuatro moluscos de Asia-Pacífico: ostra de la roca de Sydney, Mejillón azul, vieira y calamari. El estudio puede conducir a una mejor gestión y un nuevo posible tratamiento para la alergia a los moluscos.

Jennifer Rolland, profesora emérita, primera autora del estudio, dijo que las personas que tienen una reacción alérgica a los mariscos podrían sospechar que los mariscos estaban involucrados pero a menudo desconocen el desencadenante exacto. Las reacciones para el uno por ciento de las personas con la alergia pueden variar desde la irritación leve de la boca, vómitos y diarrea hasta una reacción anafiláctica grave que requiere tratamiento con adrenalina.

Anuncios

Incluso pequeñas cantidades de alérgeno pueden ser peligrosas, ya sea ingeridas o incluso como proteínas inhaladas en los vapores de los alimentos.

“Queríamos una prueba de sangre realmente buena que pudiera ayudar a identificar a que son alérgicos los pacientes” manifestó Rolland. “El estudio también intentaba descubrir la reactividad cruzada: ‘si he tenido una reacción a la ostra ¿puedo comer cangrejo?’ Para de esta forma asesorar a los pacientes sobre lo que puede y no pueden comer.

“Lo importante es definir los componentes o proteínas alérgicos dentro de un organismo”.

Para hacer esto los científicos usaron “inmunotransferencia” en la cual el tejido del organismo se troceó y se convirtió en un extracto líquido que luego se analizó contra el suero del paciente para ver qué proteínas se unen a los anticuerpos de la alergia (IgE). La prueba demostró que varias proteínas mostraron una fuerte reactividad de IgE. La proteína más comúnmente reconocida fue una proteína muscular llamada tropomiosina, la cual previamente había demostrado que era un alérgeno en crustáceos y otros organismos, incluidos los ácaros del polvo doméstico. {mprestriction ids=»*»}

READ  Identificación de microalgas con potencial para la producción de nutracéuticos
Anuncios

Los biólogos moleculares de la James Cook University liderados por el profesor Andreas Lopata colaboraron para clonar la nueva tropomiosina de la ostra de la roca y secuenciaron genéticamente el alergeno.

“Creo que el informe científico es muy importante para las personas con alergias a los moluscos. Definitivamente, hemos demostrado que la tropomiosina es un alergeno importante para muchos pacientes” dijo Rolland.

Los científicos de Monash también probaron si la cocción destruye los alérgenos, pero descubrieron que, curiosamente, aumentaba la reactividad de IgE de muchas proteínas.

Rolland manifestó que la identificación de un panel de antígenos específicos es el “camino del futuro” para el diagnóstico de la alergia.

Anuncios

Con este fin, los investigadores identificaron otros cuatro alérgenos putativos. “La tropomiosina afecta aproximadamente al 60% de los pacientes, por lo que también necesitamos identificar otras proteínas alergénicas y encontrar la mejor combinación de alérgeno crudos y cocidos para incluir en una prueba de diagnóstico de alergia a los moluscos” destacó.

La investigación fue apoyada por ARC, NHMRC and Alfred Hospital Research Trust.

Referencia (abierta):
Rolland JM, Varese NP, Abramovitch JB, Anania J, Nugraha R, Kamath S, Hazard A, Lopata AL, O’Hehir RE. Effect of Heat Processing on IgE Reactivity and Cross-Reactivity of Tropomyosin and Other Allergens of Asia-Pacific Mollusc Species: Identification of Novel Sydney Rock Oyster Tropomyosin Sac g 1. Mol Nutr Food Res. 2018 May 14:e1800148. doi: 10.1002/mnfr.201800148. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/mnfr.201800148  {/mprestriction} 

Deja un comentario