Nutrición, Procesamiento

Biomarcadores metabólicos y lipídicos para distinguir entre la dorada salvaje y escapados de las granjas

Foto del autor

By Milthon Lujan

Resumen gráfico de la investigación. Fuente: Badaoui, et al., (2024); ACS Food Science & Technology.
Resumen gráfico de la investigación. Fuente: Badaoui, et al., (2024); ACS Food Science & Technology.

La acuicultura en jaulas marinas está expuesta a eventos atmosféricos adversos, que pueden producir enormes daños en las instalaciones acuícolas, como ocurrió durante la tormenta Gloria en el sureste del Mediterráneo español en enero de 2020, causando fugas masivas de peces.

Un equipo de científicos de la Universidad de Alicante, de la University of Bergen, del Mediterranean Institute of Advanced Studies (IMEDEA-CSIC) evaluaron el uso potencial de biomarcadores metabólicos y lipídicos para distinguir entre la dorada (Sparus aurata) salvaje y sus homólogos escapados de las piscigranjas.

El problema: peces escapados y sostenibilidad

La acuicultura, el cultivo de peces en ambientes controlados, desempeña un papel vital para satisfacer nuestras demandas de productos del mar. Sin embargo, los fenómenos meteorológicos extremos, como las tormentas, pueden dañar estas instalaciones y provocar fugas de peces criados en granjas. Estos peces que se escapan pueden alterar el delicado equilibrio de las poblaciones y los ecosistemas silvestres.

Los peces fugitivos pueden causar estragos en los ecosistemas marinos. Que puede:

  • Se cruzan con poblaciones silvestres, alterando potencialmente el acervo genético.
  • Compiten por alimentos y hábitat, lo que afecta a las poblaciones de peces nativos.
  • Propagar enfermedades a los peces silvestres e incluso a otras poblaciones de peces de piscifactoría.

Los investigadores vienen desarrollando una serie de estrategias para prevenir el escape de los peces de las instalaciones de acuicultura, entre las cuales se incluyen el aprendizaje profundo, mejoras en el diseño de las instalaciones, entre otros.

READ  Universidades públicas y el Instituto Español de Oceanografía continuarán su programa de mejora genética de la dorada

Biomarcadores para un mejor rastreo

Los científicos están abordando el desafío de los peces que escapan con técnicas de vanguardia: metabolómica y lipidómica. Estos analizan pequeñas moléculas dentro de los tejidos de los peces, revelando perfiles metabólicos. Piensa en ello como una huella digital única.

Estos perfiles pueden exponer cambios causados por factores ambientales, contaminantes o incluso la diferencia entre el pescado silvestre y el de piscifactoría. Esta información es increíblemente valiosa, con aplicaciones como:

  • Diagnóstico de enfermedades en peces.
  • Comprender el impacto de los contaminantes en la salud de los peces.
  • Rastreo del origen de los alimentos: ¡perfecto para identificar peces de piscifactoría que se han escapado!

Estudio de caso de dorada

La dorada (Sparus aurata), un pescado muy apreciado en la acuicultura mediterránea, es un buen ejemplo. Debido a la acuicultura intensiva y a la disminución de las poblaciones silvestres, es fundamental garantizar la trazabilidad y prevenir el fraude.

Este estudio investigó el potencial del uso de las técnicas metabolómica y lipidómica para identificar biomarcadores que permitan distinguir la dorada silvestre de los peces de piscifactoría escapados. Los investigadores analizaron la composición muscular y los depósitos de grasa del pescado obtenido de:

  • Mercados de pescado del Mediterráneo español (que potencialmente contienen pescado salvaje y escapado)
  • Instalaciones de acuicultura

Al comparar los perfiles metabólicos y lipídicos, los científicos esperan desarrollar un método confiable de biomarcadores para identificar peces basados en:

  • Dorada salvaje: Peces que han vivido libremente en el océano.
  • Dorada criado en granjas que se escapó: Peces criados en acuicultura que escaparon a la naturaleza.
  • Dorada de cría: Pescado criado íntegramente en instalaciones de acuicultura.
READ  Fundación OESA pone de disposición publicaciones en acuicultura para descargar gratuitamente

La solución: ácidos grasos y química muscular

El estudio, que utilizó una técnica llamada resonancia magnética nuclear (RMN), reveló diferencias intrigantes en la química muscular de los peces. La dorada salvaje contenía niveles más altos de:

  • Taurina y N-óxido de trimetilamina (TMAO): Estos compuestos naturales pueden estar relacionados con la dieta de los peces y su adaptación al ambiente oceánico.
  • Ácidos grasos omega-3: Estas «grasas saludables» abundan en el pescado salvaje debido a sus fuentes alimenticias naturales.

Por otro lado, la dorada escapada y cultivada exhibió niveles más altos de ácidos grasos omega-6, lo que probablemente refleja las diferentes fuentes de alimento utilizadas en la acuicultura.

El futuro: hacia una mejor trazabilidad productos del mar

Los hallazgos del estudio son inmensamente prometedores para el futuro de los productos acuícolas sostenibles. Al identificar estos biomarcadores, las autoridades y los consumidores pueden tener una mayor confianza en el origen de su dorada. Esto puede:

  • Empoderar a los consumidores: Saber si su dorada es capturada en la naturaleza le permite tomar decisiones informadas que apoyan la salud de los océanos.

Conclusión

Si bien se necesita más investigación para perfeccionar y validar esta técnica, este estudio ofrece un importante avance en la identificación de biomarcadores del origen del pescado. A medida que continúan las investigaciones, los consumidores y la industria acuícola pueden acercarse a un futuro en el que haya disponibles opciones sostenibles de productos del mar.

Referencia (acceso abierto)
Badaoui, W., Marhuenda-Egea, F. C., Valero-Rodriguez, J. M., Sanchez-Jerez, P., Arechavala-Lopez, P., & Toledo-Guedes, K. (2024). Metabolomic and Lipidomic Tools for Tracing Fish Escapes from Aquaculture Facilities. ACS Food Science & Technology.