Nutrición

Herramienta gratuita para optimizar las tasas de alimentación en la piscicultura de lubina y dorada

Foto del autor

By Milthon Lujan

Uno de los principales desafíos para los piscicultores europeos está relacionado con la mejora de la eficiencia alimentaria. Esto es importante para reducir los costos de producción y para alcanzar la sustentabilidad en la industria acuícola.

Anuncios

El proyecto PerformFISH está abordando este desafío desde varias perspectivas, una de ellas es la optimización de las tasas de alimentación en la acuicultura de lubina y dorada.

Los socios del proyecto Sparos Lda han desarrollado FEEDEST, una herramienta de apoyo a la toma de decisiones para que los piscicultores puedan estimar las tasas de alimentación que permitan alcanzar el máximo potencial de crecimiento de los peces, además de evitar el desperdicio de los piensos.

FEEDEST es una herramienta computacional que permite al usuario elegir entre tres alimentos comerciales predefinidos y cargar un perfil de temperatura específico de la piscigranja. Basado en esto, FEEDEST proporciona una estimación del potencial de crecimiento máximo y te provee una tabla de alimentación adaptada para alcanzarlo con un desperdicio mínimo de alimento.

La herramienta FEEDEST proporciona una referencia de las tasas de alimentación absolutas máximas para la especie y el pienso, sin tener en cuenta el desperdicio de pienso y las alteraciones en el apetito de los peces.

Anuncios

La herramienta gratuita FEEDEST está disponible aquí:
https://www.webtools.sparos.pt/feedest/

Aunque la herramienta está completamente desarrollada, los usuarios pueden enviar sus comentarios a través de un cuestionario para que los desarrolladores puedan satisfacer sus necesidades. La encuesta está disponible en: https://bit.ly/2YFbuhc

FEEDEST es parte del trabajo del proyecto PerformFISH para asegurar el crecimiento sostenible de la industria de la acuicultura mediterránea a través del apoyo a las piscigranjas de peces para que no solo operen en buenas condiciones económicas y ambientales, sino también de una manera social y culturalmente responsable.

Deja un comentario