Por: Milthon Lujan Monja*
La semana pasada la Administración de Alimentos y Medicamento de los Estados Unidos (FDA)  entrego la autorización a la empresa AquaBounty Technologies para la comercialización de su salmón transgénico AquAdvantage, para consumo humano, en EEUU. Aunque el tema no es nuevo, ha generado una serie de críticas y respaldos a la medida tomada por la organización estadounidense.

AquaBounty Technologies viene esperando desde hace algunos años esta autorización, lo que le permite superar el obstáculo técnico; sin embargo, el éxito del salmón  AquAdvantage va a depender del nivel de aceptación de este producto por parte del consumidor.

En la actualidad, la empresa produce los huevos de los salmones transgénicos en Canadá y son engordados a nivel experimental en un sistema cerrado en Panamá. De acuerdo con la autorización de la FDA, el salmón AquAdvantage sólo puede ser comercializado para su consumo en EEUU.

Consumidor tu decides

En los últimos años, el salmón de cultivo ha sido el objetivo de muchas campañas de desprestigio por parte de grupos ambientalistas en algunos países, debido a los impactos ambientales negativos de la actividad. Con la aprobación para el consumo humano del salmón transgénico se agrega una nueva variable a estas campañas.

Pero más allá, del éxito o fracaso de estas campañas, e independiente de las posiciones – a favor o en contra – el consumidor será quien tenga la última palabra. De acuerdo con la empresa, el salmón transgénico podría llegar a los supermercados estadounidenses en dos años.

Aun cuando, las principales cadenas de supermercados en EEUU, como Target, Kroger, Trader Joe´s y Whole Foods Market, han adelantado que no venderán el salmón transgénico en sus tiendas. La decisión final la tendrá el consumidor.

Sin duda la decisión de compra del salmón transgénico por parte del consumidor final dependerá del nivel de influencia de las campañas que se vienen implementando; no obstante, también es importante considerar el precio con el cual el producto puede llegar al mercado, el muchos lugares el “bolsillo” es el principal inductor de las decisiones de compra.

Impactos para la industria acuícola

La aprobación del salmón transgénico tendrá un impacto grande en la industria salmonicultora mundial, debido a que cambiará los conceptos de productividad y rendimiento, lo cual afectará la rentabilidad de muchas empresas, considerando que el salmón AquAdvantage crece en menos tiempo y por ende requiere de menores costos para su producción.

Por otro lado, la aprobación del salmón transgénico abre las puertas para que otros productos acuícolas transgénicos ya desarrollados, como tilapias y carpas que soportan temperaturas de cultivo más bajas, lleguen al mercado; y, apertura mayores inversiones en investigaciones para especies acuícolas transgénicos.

*Editor Aquahoy
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.