Brasil.- Con una inversión de cerca de un millón de reales, se firmó el convenio para la implantación del Sis-Regea – Sistema de Gestão dos Recursos Genéticos Aquícolas da Amazônia. El sistema es pionero en la región y consiste en disponer de forma gratuita un banco del perfil genético, inicialmente de reproductores de tambaqui (gamitana) y pirarucu (paiche), para la crianza de alevinos.

El convenio firmado entre la Universidade Federal Rural da Amazônia (UFRA) y la Fundação Amazônia de Amparo a Estudos e Pesquisas (Fapespa) tiene como objetivo el hacer el mejoramiento genético de peces de diferentes regiones de la Amazonía, y contribuir al mismo tiempo para su prevención y garantizar la exportación certificada.

“Con el proyecto será posible saber la trazabilidad del producto, para que no se tenga duda de que el animal proviene de cultivo sostenible, y esto es innovador en la región. Sin ciencia y tecnología no se tiene producción, desarrollo sostenible o generación de renta. La universidad, con un proyecto como este es capaz de dar subsidios para que la cadena productiva se desarrolle en la región, y también fortalece la enseñanza y extensión, por qué son proyectos integrados” dijo el rector de UFRA, profesor Marcel Botelho.

Inversión

Para el presidente de Fapespa, Eduardo Costa, este tipo de inversión atraerá una serie de incentivos al estado. “Con el mapeo genético de los peces se asegurará la producción, se controlará el origen de este producto. El Pará tiene un potencial enorme para consolidarse como el principal estado brasileño en la producción de pesca y acuicultura en Brasil, que es una cadena productiva extremadamente importante, con un potencial de crecimiento muy grande. La UFRA tiene conocimiento en el área, y nuestra intención es el aumento de la calidad del pescado en la región. La pesca y acuicultura es una de las 14 cadenas productivas estratégicas del Pará 2030, osea, es una apuesta muy fuerte del gobierno del estado” dijo.

El proyecto

Con una duración inicial de 24 meses, el proyecto es coordinado por el profesor e investigador Igor Hamoy (ISARH/UFRA), que ya realiza investigaciones de análisis de ADN en el laboratorio de genética aplicada de la universidad. “El primer año vamos a invertir en mejorar el laboratorio, compra de equipamiento y recolección de animales de las diferentes regiones acuícolas paraenses. La segunda etapa es el análisis y la publicación online, a través del banco genético, que será una página web donde el productor podrá ingresar y ver esos resultados” manifestó.

Los productores que venden alevinos serán los principales beneficiados. Además el científicos indica que el sistema también puede apoyar en la conservación de esas especies, como del pirarucu que viene siendo sobrepescado. “La perspectiva es la creación de un sello de trazabilidad genética, que identifica el origen de los animales comercializados, que pueden provenir de la piscicultura o de la pesca, permitiendo la creación de políticas públicas que regulen los sectores de la acuicultura y de la pesca” finalizó.