Coquimbo, Chile.- Como parte de la tercera etapa del Programa Corvina, se efectuó el noveno taller estratégico en las oficinas de Fundación Chile. El encuentro se enfocó en el escalamiento productivo, integrando los avances de las distintas empresas e instituciones que participan del trabajo multidisciplinario para llevar a esta especie a la canasta acuícola nacional.

Las temáticas expuestas en el taller fueron: Producción de juveniles en ambiente controlado (Andrés Muñoz - FCH), Pre engorde y engorde en sistemas en tierra (Elio Segovia – UNAP), resultados del Subprograma Genética (Claudia Cárcamo – UCN), Pre engorde y engorde en sistema recirculado (Eduardo Díaz - FCH), Engorde en sistema abierto en balsas jaula (Avelino Muñoz - CORDUNAP), Subprograma Sanitario y Sistema de Gestión ambiental (Álvaro Sandoval - ADL), Subprograma Nutrición (Ana Farías - U. Austral de Chile), Subprograma Económico y de transferencia (Andrés Muñoz - FCH), Impacto Medio Ambiente (Federico Winkler, en reemplazo de Julio Vásquez - UCN), Genómica y transcriptómica en corvinas (Harry Bohle - ADL) y Efecto del medio ambiente sobre cultivo de corvina en balsas jaulas (Alfredo Troncoso - UdeC).

La presencia en esta oportunidad de las empresas asociadas, Friosur y Oxzo, marcó la orientación hacia el escalamiento productivo de todas las temáticas abordadas, proyectando a la corvina (Cilus gilberti) como una especie que permitirá diversificar la acuicultura nacional, entregando además una actividad económica a la zona norte del país.

“Estamos en la tercera etapa del proyecto, donde tenemos que probar todos los conocimientos avanzados en los últimos 8 años. Esta va a ser la fase que nos va a entregar los indicadores para consolidar tecnologías y determinar los puntos críticos que deben ser subsanados. Con lo que se ha avanzado hasta ahora, de lograr hacer el ciclo completo del cultivo, pienso que estamos en muy buen pie para el escalamiento”, sostiene Cristóbal Cobo, nuevo director del Programa Corvina.

Liderado por Fundación Chile y apoyado por Corfo, el programa (PDACH - PTEC Cultivo de Corvina) se basa en el trabajo colaborativo. “Por las dimensiones que tiene este programa, un solo ejecutor no puede abarcar la variedad de temas que comprende ni está en condiciones de profundizar en cada uno de ellos -explica Cristóbal Cobo-. De ahí que se conformara un equipo de alto nivel, con participación de distintas empresas e instituciones abocadas a temáticas diferentes. Involucra desde coejecutores que están en la empresa privada, en Puerto Chacabuco, a los que prueban distintos sistemas de engorde en Tongoy e Iquique; pasando por quienes trabajan en salud y dietas, en Puerto Montt; en genética y medio ambiente, en Coquimbo, entre otros actores que participan de este programa”.

Nuevo director

Cristóbal Cobo, médico veterinario de origen, es magister en acuicultura de la Universidad de Stirling, Escocia, y doctor de la Universidad de Humbolt, en Berlín, Alemania. Este último grado lo obtuvo en vacunas por inmersión en peces. También en Alemania, donde permaneció 6 años, hizo un postdoctorado en peces cebra.

“En la mitad de mi carrera de veterinario, decidí especializarme en peces. Desde ahí en adelante, fui realizando prácticas y postgrados enfocados en esa área, principalmente fuera de Chile. En el extranjero, primero hice una práctica voluntaria en un laboratorio en Australia, que me permitió obtener una recomendación para Stirling, Escocia; para después continuar especializándome en Alemania”, relata el flamante director del Programa Corvina.

Su vínculo familiar y personal con la corvina, especie que pescaba desde niño, fue una motivación adicional a los incentivos profesionales para postular a este cargo. “Para mí significa una gran oportunidad, donde puedo aplicar lo que aprendí y proyectarme con el apoyo de Fundación Chile, que tiene un rol clave en la acuicultura nacional”.