Panamá.- La Dirección de Salud Animal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario reportó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el brote de “Iridovirosis de la dorada japonesa” en cobias de una granja ubicada en Viento Frío, Santa Isabel (Colón).

De acuerdo con el reporte de la OIE, el brote de la enfermedad, por primera vez en Panamá, se inició el 10 de julio y se confirmó el 17 de agosto. Sin embargo, el reporte de la OIE se publicó el 22 de septiembre.

El brote de la enfermedad se dió en reproductores de cobia (Rachycentron canadum) 18 a 20 meses de edad criados en tanques, y la detección fue producto del control sanitario del establecimiento de producción.

Las pruebas de diagnóstico las realizó Fish Vet Group, y empleo la prueba de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Las medidas de control implementadas incluyen la vigilancia dentro de la zona infectada o zona de protección; desinfección; vacunación autorizada; y no se dió ningún tratamiento a los animales afectados.

Según el reporte el episodio continúa y se presentarán informes semanales ante la OIE.