Bogotá, Colombia (@Aunapcolombia).- Como alternativa de desarrollo y modelo en la implementación de nuevas tecnologías para la producción de peces marinos en la zona del Pacífico, se instaló en la Estación de Acuicultura Marina, de Bahía Málaga, de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) una jaula construida en polietileno de alta densidad. Se trata de un módulo polifuncional, con una dimensión de 9,5 metros de diámetro con una malla de 1,5 metros de profundidad efectiva, que sirve para la producción y cría de peces marinos, juveniles y también para el mantenimiento de reproductores.

Para la construcción de la jaula se tuvo en cuenta que el sistema de amortiguación y anclajes especiales fueran lo suficientemente resistentes, teniendo en cuenta que en el Pacífico continuamente sube y baja la marea entre 4 y 6 metros o, incluso, llega a alturas más altas.

Esto se logró al adoptar un sistema de boyas ancladas al fondo, con unos lastres bastante pesados que le permiten dar estabilidad a la jaula todo el tiempo y la hacen resistente a los constantes cambios de mareas y oleajes.

“Este sistema será un modelo para todo el Pacífico colombiano, tendrá una vida útil mucho más larga, teniendo en cuenta que las anteriores jaulas eran construidas en madera y se deterioraban rápidamente; además, el sistema de anclaje no era tan sofisticado, teniendo en cuenta las características específicas de la marea en el Pacífico”, señaló, Otto Polanco, Director de la Aunap.

Este tipo de módulos vienen funcionando hace ya un buen tiempo, en países como Chile y Noruega que son abanderados en temas de acuicultura marina.

En Colombia, el Centro de Investigación, Educación y Recreación (Ceiner), ubicado en Islas del Rosario, empezó a experimentarlo para el cultivo de la especie Cobia, actualmente la estructura fue modificada y se tiene en aguas con menos dinámica, a manera de módulos de producción para los pescadores artesanales del Caribe.

Para el caso del Pacífico, la jaula fue diseñada bajo parámetros y fórmulas a través de la Fundación Kristoph Van Houten Romer y con la asesoría del Ceiner. La infraestructura se adoptó a las necesidades del país y específicamente a esta zona del Pacífico, en la que se “Acuicultura y Pesca con Responsabilidad”encuentra la estación de Bahía Málaga, el ensamble se hizo con tubería nacional y se espera que tenga una vida útil entre 20 y 50 años, siempre y cuando se realicen los mantenimientos necesarios.

En la actualidad los técnicos de la estación se encuentran analizando cómo se comporta el módulo y están a la tarea de establecer las cargas que pueda soportar, de acuerdo a la dinámica, calidad de agua y especie que se vaya a mantener en cautiverio. Sin embargo, si resulta como se espera, los pargos, mero y otras especies, que requieren amplios espacios para su mantenimiento y producción podrían ya tener un nicho en dicha jaula.