Lima, Perú.- Produce emitió ayer la norma que modifica el reglamento de Ordenamiento Pesquero del Atún con el propósito de perfeccionar su ordenamiento pesquero, promover su aprovechamiento racional y sostenido, así como desarrollar una industria pesquera.

El Decreto Supremo (DS) N° 026-2016, publicado hoy en el Diario Oficial El Peruano y que modifica el DS N° 032-2003, señala que la medida comprende a los armadores de embarcaciones de bandera extrajera, sus representantes, y a las personas naturales y jurídicas asociadas a la actividad pesquera del atún.

Según el dispositivo del Ministerio de Producción (Produce), cuando el armador de la embarcación pesquera atunera de bandera extranjera solicita permiso de pesca, éste quedará sujeto a la entrega como mínimo del 30% de lo que capture durante la vigencia de su autorización, e igual porcentaje para cada renovación.

En cuanto a las obligaciones, las embarcaciones pesqueras extranjeras, antes de iniciar sus operaciones en aguas peruanas, deben arribar a puerto peruano para la verificación correspondiente por parte de la autoridad marítima, la cual no otorgará el zarpe a aquellas que carezcan del permiso o de su renovación vigente.

La norma señala que el Viceministerio de Pesca y Acuicultura está a cargo del control de las autorizaciones de incremento de flota, así como de los permisos de pesca y monto de los derechos, entre otros aspectos.

Sobre a los derechos de pesca para las embarcaciones pesqueras atuneras de bandera extranjera, el dispositivo publicado detalla que el monto fijado es de 100 dólares por cada unidad de arqueo neto, por un período de tres meses.

Objetivos

Cabe precisar que el reglamento de Ordenamiento Pesquero del Atún tiene como objetivo la promoción y el desarrollo de la pesquería de atunes, mediante la conformación y crecimiento progresivo de una flota atunera nacional especializada con sistemas de preservación a bordo.

De igual manera, la diversificación de la industria pesquera para el procesamiento de las capturas de los atunes, que incremente la producción de alimentos para el consumo humano directo, la generación de empleo y el mayor ingreso de divisas.