Pará, Brasil.- La viabilidad socioeconómica de la crianza de pirarucu (paiche) en cautiverio por agricultores a pequeña escala esta siendo implantada, de forma experimental, en el municipio de Quatipuru. La iniciativa es liderada por Empresa de Assistência Técnica e Extensão Rural do Pará (Emater).

El proyecto piloto se inició en abril del año pasado en dos propiedades, con el apoyo de la Prefectura de Quatipuru, responsable de las excavaciones de los estanques. Los mismos piscicultores compraron los alevinos y los piensos.

El piscicultor Antônio Ivaldo de Araújo, morador de la Comunidad de Taperinha, mantiene tres estanques con 250 pirarucus. Mientras que en el estanque del productor Jerônimo Santos se crían 70 peces.

Según el técnico agropecuario, Aquilino Vasconcelos, jefe de Emater en Quatipuru, la expectativa es comercializar los peces en un año, cuando alcancen un peso promedio de 14 kilogramos.

Aquilino manifestó que el cultivo de pirarucu en cautiverio tiene costos de producción altos, sobre todo por el costo de la ración; no obstante, genera beneficios considerables. “El proyecto piloto viene con un estudio de sustentabilidad: en la venta, la contabilidad nos dirá si compensa la inversión del agricultor” resaltó.

El proyecto piloto también será acompañado por instituciones financieras, que podrían incluir líneas de crédito y financiamiento.