Brasil.- Equipos de telemetría (chips electrónicos) utilizados para rastrear animales acuáticos en la naturaleza están siendo empleados por primera vez en un estanque a fin de revelar el comportamiento del paiche (Arapaima gigas).

El experimento viene siendo desarrollado por los científicos de Embrapa Pesca e Aquicultura (TO). “El objetivo en esta primera etapa es probar la tecnología para saber si será posible su uso en condiciones diferentes a la originalmente proyectadas para el equipo” destacó Adriana Lima, científica de Embrapa y responsable del estudio.

El desafío, según Lima, es conseguir una precisión del orden de 20 centímetros. La científica revela que los resultados iniciales son positivos y la primera recolección de datos fue enviada a la empresa canadiense Vemco (fabricante de los equipos) para que trace la trayectoría de los peces dentro del estanque.

El comportamiento del paiche en cautiverio aun no es del todo conocido. Lima explica que el conocimiento es empirico y basado principalmente en la experiencia de los productores de paiche. “Pretendemos verificar si esta información es real y aumentar el conocimiento sobre el comportamiento del paiche” destacó la científica. Los científicos esperan que la tecnología les ayude a descubrir si hay enfrentamientos entre los machos por las hembras antes de la reproducción; y conocer cual de los dos miembros es la que cuida a la prole recién nacida, o si es compartido.

A pesar de poseer un potencial comercial elevado, el paiche aun no puede considerarse como totalmente domesticado. La identificación de los sexos, modo de emparejamiento y comportamiento en cautiverio aun son puntos que deben ser esclarecidos para que se establezca un sistema de producción moderno y controlado. Lima acredita que el monitoreo con sensores puede generar respuesta que ayudará a mejorar su productividad a centenares de productores de paiche.

El sistema

El Sistema de Posicionamiento Vemco (VPS) es un kit de transmisores y receptores subacuáticos de precisión, proyectados para monitorear y rastrear animales en ríos, lagos y mares. Los mayores usuarios de la tecnología son científicos que estudian el comportamiento de las especies acuáticas.