Madrid, España.- El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha aprobado actuaciones de emergencia para el rescate de 215 ejemplares de nacra (Pinna nobilis) tras considerarse la situación de este molusco como “catastrófica”.

La nacra es un molusco endémico del Mediterráneo que vive principalmente en las praderas de Posidonia oceanica y que se considera una especie estructurante por proporcionar nuevos hábitats y mejorar los ecosistemas que habita. Su rescate y mantenimiento es una de las medidas aprobadas en la reunión de coordinación entre representantes del MAPAMA, de las comunidades autónomas del Mediterráneo y de varios centros de investigación (Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad Católica de Valencia, Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA) y Centro de Investigaciones Marinas (CIMA)) para consensuar las medidas a tomar para intentar evitar la extinción de la nacra causada por la propagación de un protozoo esporulado en aguas del Mediterráneo español.

Los ejemplares rescatados serán trasladados a diversas instalaciones especializadas con el fin de evitar su infección así como para disponer de un reservorio genético con el que desarrollar un futuro programa de cría en cautividad.

El Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR) de la Universidad Católica de Valencia será el encargado de llevar a cabo el rescate de estas nacras, que se mantendrán en cinco centros especializados: el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) en Huelva, el Instituto Español de Oceanografía de Murcia, el Instituto de Investigación de la Generalitat de Catalunya, el Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina en Calpe y el Oceanogràfic en Valencia.

Además, el equipo científico del IMEDMAR realizará un estudio previo en las costas catalanas para seleccionar los lugares de los que se tomarán los ejemplares y el número de ejemplares que se tomará en cada lugar para no dejar la población sin posibilidad de reproducirse en un futuro.

UNA ESPECIE ESTRUCTURANTE PARA LOS HÁBITATS MARINOS

La nacra es el molusco endémico del Mediterráneo de mayor tamaño, pudiendo alcanzar una longitud máxima de la concha de 120 cm. Es una especie longeva que puede alcanzar los 50 años de edad y que vive principalmente en las praderas de Posidonia oceanica pudiendo encontrarse hasta los 60 m de profundidad. Por su tamaño se considera una especie estructurante ya que proporciona nuevos hábitats generando un aumento de la biodiversidad y riqueza específica en los ecosistemas en los que está presente.

La nacra ha sufrido un evento de mortalidad masiva en Almería, Murcia, Torrevieja, Ibiza y Formentera. Este evento de mortalidad masiva se ha ido extendiendo por el Mediterráneo español afectando a día de hoy a las poblaciones de las costas de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. Únicamente las nacras situadas al norte del delta del Ebro siguen sanas a día de hoy.

RECUPERAR ESTA ESPECIE, DE INTERÉS GENERAL

Como consecuencia de esta situación de riesgo para la nacra, la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente aprobó en el mes de julio la declaración de “en situación crítica” de la nacra (Pinna nobilis). Esta declaración tiene como consecuencia que las obras y proyectos encaminados a la recuperación de esta especie tendrán la consideración de interés general y su tramitación tendrá carácter de urgencia según establece el artículo 60.2 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.