Nelson, Nueva Zelanda.- Un equipo mundial de científicos en ciencia e ingeniería están colaborando para volver viable el cultivo de bivalvos en mar abierto. Si esto tiene éxito, la producción y exportación de bivalvos de Nueva Zelanda podría incrementarse hasta $300 millones al año en el largo plazo.

“Tenemos una oportunidad real para duplicar la producción acuícola de Nueva Zelanda. Este es el primer proyecto de investigación de su tipo en el mundo para evaluar el desarrollo de nueva tecnología de bivalvos adecuada a ambientes expuestos”.

“El clima tormentoso puede dañar las poblaciones de mejillones y dañar el equipamiento; nuestro equipo esta buscando soluciones innovadoras para reducir estos riesgos” dijo el líder del proyecto Kevin Heasman.

Este proyecto del Cawthron Institute esta combinando el conocimiento de científicos internacionales y estudiantes de la University of Canterbury,  con la experiencia de expertos de la industria acuícola. Juntos esperan desarrollar sistemas nuevos, robustos, eficientes y de bajo mantenimiento.

“Estamos innovando sistemas para que trabajen bajo la superficie del agua, donde las estructuras que mantienen a los bivalvos están mejor protegidos del clima. Allí ellos tienen todo el espacio para crecer en armonía con otra vida silvestre” dijo Kevin Heasman.

El Ministry of Business, Innovation and Employment esta financiado el proyecto y entregará $5 millones durante los próximos cinco años.

Las principales empresas de la industria de la acuicultura como  Sandford Ltd y Whakatohea Mussels Opotiki Ltd están apoyando el proyecto.

“Cawthron esta realmente feliz de tener juntos a un equipo de líderes mundiales de diferentes disciplinas de la ingeniería y ciencias” dijo el presidente de Cawthron Institute, Charles Eason.