Tasmania, Australia.- Se espera que el precios de las ostras se incrementen después de la diseminación de un virus que causó millones de dólares en daños a la industria el año pasado.

El Síndrome de la Mortalidad de la Ostra del Pacífico (POMS, por sus siglas en inglés) fue reportado en las aguas de Tasmania hace 12 meses, informó el medio ABC. Sin embargo, la enfermedad reapareció en las granjas cercanas a Hobart antes de Navidad y la semana anterior ha sido reportada en otras áreas de cultivo en el sur de Tasmania.

POMS ha sido confirmado en Pittwater, Dunalley y Pipeclay Lagoon cerca a Hobart.

Neil Stump, directivo de Oysters Tasmania, manifestó que las pruebas realizadas durante la semana anterior mostraron que las ostas en el norte de Tasmania han escapado de la enfermedad, pero esta es una historia diferente en el sur.

Aumento de la temperatura

El virus que causa la enfermedad es propiciado por el agua caliente y no fue un problema en Tasmania hasta el año pasado. Otros Estados, como New South Wales, han perdido ostras antes por la enfermedad.

“Estamos entrando en el período de verano, dondes las temperaturas están aumentando en las áreas de cultivo” dijo Stump. “Realmente desconocemos como se diseminará la enfermedad hasta mediados de marzo”.

Incremento de precios

Por su parte, Peter Dawson, productor de ostras, manifestó que espera un incremento de precios en los bivalvos. “Claramente habrá significativamente menores ostras en el mercado. Tasmania representa alrededor del 40% de la producción de ostras del Pacífico en Australia” dijo el productor.