Sechura, Perú (Diario El Tiempo).- La producción de concha de abanico en la bahía de Sechura es amenazada por un grave desabastecimiento. Esto complicaría las exportaciones a Europa y la generación de puestos de trabajo de esta actividad.

Según Wilmer Chávez Heredia, coordinador de las zonas de producción de concha de abanico en el litoral sechurano, “el tema preocupante es el desabastecimiento de la semilla; la bahía de Sechura está un 80 por ciento desabastecida”.

Esto significa, de acuerdo a las estimaciones de los maricultores, que del 100% que producen concha solamente un 15 a 20% tiene pronosticado invertir en concha de abanico en el 2017. “Entramos al tercer- año que no se está viendo presencia normal [del recurso]”, indicó Chávez

“Es un tema natural: agotamiento del banco natural, factores climáticos que afectan la bahía, aguas muy frías y [por eso] no hay producción”, precisó el dirigente.

Es por esta situación que los maricultores de Sechura deben comprar semillas de concha de abanico a zonas como Samanco o Casma, en la región Áncash. Cada manojo del recurso cuesta entre 5 a 7 soles.

OTRO RIESGO SILENCIOSO

Según un informe al que El Tiempo tuvo acceso, entre los días 12 y 15 de octubre, a la bahía de Sechura han ingresado aguas turbias debido a la presencia de una cantidad importante de microalgas.

“La presencia de estas [microalgas] originó una disminución importante en los niveles de oxigeno, lo que puso en peligro la sobrevivencia del cultivo de concha de abanico”, se lee en el documento.

“Tenemos reportes no oficiales de que la mayor mortandad ha ocurrido en las zonas de Matacaballo y Vichayo. El porcentaje de perdidas de manojos [de concha] es del orden de 50 mil manojos”, precisa el informe.

Esta información fue confirmada por los maricultores. Se conoció, además,  que inspectores del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) y del Instituto del Mar Peruano (Imarpe) tomaron muestras con el fin de determinar las causas y prevenir.

Las estaciones muestreadas fueron Matacaballo, Constante, Las Delicias, Parachique, Barrancos, Vichayo y Puerto Rico en Sechura.

CRIADEROS DE CONCHA

Anta la disminución en la producción de concha de abanico -ha caído un 60% en el 2016, de acuerdo a datos de la Dirección Regional de la Producción (Direpro)- los maricultores solicitarán al Estado la instalación de cuatro laboratorios donde se produzca semillas de este recurso acuícola.

“Entró en vigencia que el Estado asuma los costos 100% de los monitoreos [sanitarios] de la bahía de Sechura. Ahora se viene el tema de innovación tecnológica. Estamos solicitando la implementación de laboratorios para producción de semilla en la bahía de Sechura. Se les llama hatcheries (criaderos). Cuatro laboratorios para comenzar”, sostuvo Wilmer Chávez.

Acotó que la idea de estos laboratorios es hacer sostenible la producción de concha de abanico, pues se calcula que esta actividad incrementaría los puestos de trabajo en 60 mil.

TEMA PENDIENTE: BUZOS

El subdirector de la Direpro, Agustín Campos, indicó que otras de las preocupaciones es el riesgo de muerte que corren los buzos (quienes extraen la concha de abanico) en la bahía de Sechura.

Detalló Campos que se capacitarán a 80 buzos, inicialmente, sobre protocolos de seguridad, el manejo de sus instrumentos de trabajo y las condiciones del cuerpo humano en el mar.