Manila, Filipinas.- En muchos restaurantes los mejillones verdes son ofrecidos con frecuencia en el menú. Sin embargo, los científicos indican que los mejillones tienen una baja calidad, pequeño tamaño y tienen menos contenido de carne.

Según el Department of Science and Technology – Philippine Council for Agriculture, Aquatic and Natural Resources Research and Development (DOST-PCAARRD), la forma usual de cultivar mejillones en Filipinas es a través del “stake method”, donde los mejillones jóvenes son adheridos a palos de bambu que están ubicados en las áreas costeras.

Para mejora la producción de mejillones verdes, DOST-PCAARRD estableció un proyecto para promover el “Pinoy longline method”. El proyecto fue implementado por la University of the Philippines Visayas, Samar State University, y Capiz State University.

DOST-PCAARRD dijo que “longline” es un sistema de cultivo originalmente desarrollado en Nueva Zelanda, donde se producen mejillones de alta calidad. La organización indica que los productores filipinos de mejillón también pueden adoptar este método.

La agencia indicó que la versión filipina esta compuesto de una línea principal de 50 metros de longitud de cuerda de polipropileno de 20 mm. En esta línea principal, contenedores de plástico negro son adheridos para que sirvan como boyas.

Para la siembra, PCAARRD dijo que los sacos de mejillones hechos de dos metros de longitud de cuerda de polietileno de 10mm. La organización indica que cerca de 200 piezas de semilla de mejillón son ubicados.