Por Sonia Domínguez
Lima, Perú (El Peruano).- El Perú se convertirá en uno de los principales productores acuícolas de América Latina (AL) y figurará como un importante competidor mundial en la pesca de consumo humano directo para el 2021, proyectó el titular del Ministerio de la Producción (Produce), Pedro Olaechea.

Para alcanzar este objetivo cuenta con el Programa Nacional de Innovación Productiva en Acuicultura y Pesca (Pnipa), que financiará un total de 2,000 proyectos de innovación pesquera y acuícola en los próximos cuatro años.

“Seleccionaremos estas iniciativas mediante una serie de convocatorias en todo el país. Serán 261 proyectos de investigación y 1,723 proyectos de asistencia técnica y capacitación”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Explicó que este programa cuenta con un fondo de 120 millones de dólares, de los cuales 40 millones provienen de un préstamo del Banco Mundial y los 80 millones restantes corresponden al Gobierno peruano.

El desarrollo de estos proyectos también contribuirá a aumentar la productividad del sector y elevar la competitividad, mejorando las cadenas de valor y la generación de mayor valor agregado. Además, fortalecerá la seguridad alimentaria y mejorará el aprovechamiento de la biodiversidad pesquera y acuícola.

Ideas

El ministro detalló que asignar fondos concursables ayudará a generar nuevas ideas sobre dónde y cómo podemos desarrollar mejor la industria acuícola en el país.

Para asegurar una mayor presencia en el ámbito nacional, el Pnipa contará con seis oficinas macrorregionales: centro sur, sur oriental, sur occidental, centro norte, nororiental y noroccidental.

Agregó que el Produce también está buscando en Corea tecnologías disponibles para la recuperación de algas marinas.

“Esto nos ayudaría a restablecer los ecosistemas marinos que fueron destruidos, entre otros factores, por la contaminación proveniente de los desagües”, comentó.

En tal sentido, dijo que para restablecer los ecosistemas marinos se buscará dejar de enviar los desagües al mar. “Es un tema que estamos tratando con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento. El objetivo es asegurar la sanidad de nuestras bahías, lo cual nos permitirá aumentar la producción en condiciones óptimas”, destacó.

De esta manera, enfatizó, se irán ganando nuevos mercados para nuestros pescadores y acuicultores.

Potencial

Olaechea destacó que la acuicultura no solo se puede desarrollar en la costa, sino también en otras regiones. “El Perú tiene hasta cuatro zonas marinas muy marcadas por sus condiciones naturales”.

Explicó que en la costa norte tenemos lo que se denomina el Caribe Peruano. “Entre Tumbes y Piura el mar es caliente, por lo que se desarrolla una fauna especial”. En la costa sur se desarrolla la pesca de anchoveta y de otros recursos que ofrece nuestro mar.

La sierra sur está bastante marcada por la acuicultura, con el desarrollo de especies como la trucha, el pejerrey, entre otros. “Se trata de un instrumento que puede promover el desarrollo de esa región”.

En cuarto lugar, figuran los ríos de nuestra selva. “Por sus condiciones naturales, ofrecen una serie de oportunidades para el crecimiento de la acuicultura”.

En América Latina y el Caribe

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la contribución de la acuicultura a la economía regional aumentó sustancialmente en los últimos 10 años.

Da empleo a más de 200,000 personas directamente y a cerca de 500,000 de manera indirecta.

Por esto, la FAO apoya la producción sustentable de la pesca y la acuicultura, para cuidar el recurso y apoyar la pesca artesanal y a los pequeños productores.

Los países que lideran esta producción en la región son Chile, Brasil, Ecuador, México y Colombia.

Chile cuenta con una de las mayores extensiones de costas en el continente y por ello casi llega a duplicar el volumen de producción que registra el segundo productor.

Datos

El Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura (Pnipa) se creó en mayo de este año, mediante la RM N°198-2017 Produce. Estará vigente hasta el 2021.

El Pnipa apunta a dos grandes objetivos paralelos del Gobierno. El primero, desarrollar el sector pesquero y la acuicultura al reorientar la estrategia de explotación de pesca marina hacia el incremento relativo de otras especies que no sean anchoveta mientras se garantiza la sostenibilidad de la masa biológica marina.

El segundo objetivo consiste en expandir el sector acuícola marino y de agua dulce al promover la inversión por medio de las cadenas de valor, de manera que incrementen los ingresos, genere empleo y mejore la nutrición de la población, especialmente la de más bajos recursos.