Tabasco, México.- Como parte de los avances del proyecto de la Red de Radares del Observatorio Oceanográfico del Golfo de México, se contemplan para Tabasco la instalación de dos equipos de radares, uno que ya se encuentra en funciones y que es monitoreado desde la Estación de Acuicultura Marina de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), ubicada en Jalapita, Centla y otro que se tiene previsto para la costa de Sánchez Magallanes.

Así lo reportó el responsable del proyecto e investigador del Instituto de Investigaciones Oceanológicas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Xavier Flores Vidal, quien acompañado por la directora de la División Académica de Ciencias Biológicas (DACBiol), Rosa Martha Padrón López y personal del Centro del Cambio Global y la Sustentabilidad en el Sureste, realizaron el pasado 25 de noviembre un recorrido de inspección y observación.

En entrevista, sobre este proyecto que impulsa el Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM) y que cuenta con el apoyo de instituciones agremiadas al Consorcio de Instituciones de Investigación Marina del Golfo de México y del Caribe (CiiMar-GoMC) entre las que se encuentra la UJAT, detalló que el Observatorio consiste en instalar una red de radares oceanográficos a lo largo de toda la costa del Golfo de México, desde Yucatán hasta Tamaulipas.

Para lograrlo, especificó que “se requiere instalar entre 15 y 20 equipos en diferentes localidades de cada uno de los estados que comprenden esta costa, lo cual se realizará a lo largo de un año, trabajo que empezamos en junio de 2017 y llevamos hasta el momento instalados 5 radares, cuatro en Campeche, uno en Tabasco (Estación de Acuicuitura) que ya está en funciones y otro más que en breve se instalará en la barra de Sánchez Magallanes”.

Xavier Flores Vidal dio a conocer que se prevé concluir al 100 por ciento con la instalación de radares aproximadamente para mediados del 2018 y para el 2019 se tiene previsto estar en operatividad completa, lo que permitirá principalmente monitorear la corriente marina, de tal forma que se puede medir desde la costa hasta 200 kilómetros mar adentro, es un mapa completo de corrientes que no se puede obtener con ninguna otra tecnología.

200 kilómetros mar adentro es la cobertura de un solo radar, al hablar de la instalación de entre 15 y 20 radares, se alcanzará a cubrir todo el Golfo de México, y se obtendrán mapas de corriente cada media hora que básicamente dicen cómo y hacia donde se está moviendo el agua, información que se van a cargar a través de herramientas como Google Maps que presenta mapas terrestres, pero ahora se podrá hacer en el agua y con la información obtenida, se podrá utilizar en el futuro para cuestiones de navegación, de búsqueda y rescate, de mareas rojas, de descargas o contaminantes en el agua.

Esta forma de Red de Radares es un sistema único en el país, y solamente Estados Unidos cuenta con una tecnología similar en toda su costa Oeste.

De igual manera comentó que este proyecto es importante para la parte educativa, porque tiene que ver con muchas herramientas matemáticas, estadísticas, físicas, electrónicas y de ahí se pueden generar tesis de licenciatura, maestría o doctorado. En la parte de colaboración con la UJAT, dio a conocer que se le ha brindado mucho respaldo al proyecto de parte del rector José Manuel Piña Gutiérrez al ofrecer la apertura para poder hacer uso de las instalaciones de Jalapita ya que se encuentra pegada a la costa del mar, “eso ha sido de mucha ayuda para consolidar el trabajo de campo que se realiza, desde luego con el enlace de la DACBiol”.

Fuente: UJAT