Santiago de Chile.- Quince países de América Latina y el Caribe se comprometieron a fomentar que sus mares y aguas interiores sean zonas productivas y de desarrollo sostenible, durante la reunión de la Iniciativa Global de Crecimiento Azul realizada en México.

La Iniciativa Global Crecimiento Azul fue creada en 2013 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La iniciativa fomenta la conservación y uso sostenible de los recursos y servicios ambientales de los ecosistemas marinos, costeros y continentales, para garantizar la seguridad alimentaria, el alivio a la pobreza y al crecimiento económico.

Durante el encuentro de Alto nivel realizado en México, quince países de la región reconocieron a la Iniciativa Global de Crecimiento Azul como un valioso mecanismo para garantizar la sostenibilidad de sus recursos marinos y pesqueros, promover la salud de sus ecosistemas acuáticos y fomentar el desarrollo socioeconómico de la región.

En el evento, los representantes de Argentina, Chile, México y Perú señalaron que pondrán sus buques de investigación a disposición de la región, para mejorar el conocimiento sobre el estado de los recursos marinos, claves para la seguridad alimentaria regional.

Según la FAO, la pesca y la acuicultura contribuyen de manera notable a la seguridad alimentaria y a los medios de vida de millones de personas en América Latina y el Caribe.

La acuacultura emplea a 356 mil personas en la región, mientras que más de dos millones 80 mil personas se dedican a la pesca. Además, se estima que existen más de 500 mil familias que dependen de la acuicultura de pequeña escala para su seguridad alimentaria e ingresos en la región.

En el encuentro participaron representantes de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana y Santa Lucía.

Acabar con la pesca ilegal y fomentar el consumo y comercio

Los países participantes acordaron fortalecer su lucha conjunta contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, desarrollando iniciativas de capacitación e intercambio de experiencias.

Actualmente, trece países de la región han adoptado formalmente el Acuerdo sobre las Medidas del Estado Rector del puerto, cuyo objetivo es eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada: Bahamas, Barbados, Chile, Costa Rica, Cuba, Dominica, Granada, Guyana, Panamá, Perú, San Vicente y las Granadinas, San Kitts y Nevis, Uruguay.

Las quince naciones presentes en la reunión de México expresaron su intención de fortalecer la Red de Acuicultura de las Américas en aspectos como el manejo de las enfermedades trasfronterizas, el apoyo a los pequeños acuicultores.

Además, discutieron maneras de estimular el consumo de productos pesqueros y acuícolas, fomentar el comercio intrarregional de estos productos, incorporar estos alimentos en las meriendas escolar y fomentar iniciativas de cooperación técnica Sur-Sur y triangular.

Los países valoraron el apoyo clave que da la FAO para ayudarlos a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente el 2 y el 14, relativos a la erradicación del hambre y la sostenibilidad de los recursos acuáticos, además de los acuerdos generales de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

En la reunión participaron representantes del Organismo del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano del Sistema de la Integración Centroamericana (OSPESCA), el Mecanismo Regional de Pesca del Caribe, el Foro de Parlamentarios de Pesca y la Acuacultura de América Latina y el Caribe, y el Centro para los Servicios de Información y Asesoramiento sobre la Comercialización de los Productos Pesqueros de América Latina (INFOPESCA).