Noruega.- La tecnología robótica está haciendo incursiones en el sector de la acuicultura, lo que permitirá gestionar, desde tierra, las instalaciones de las piscigranjas ubicadas en el mar.

En la actualidad, las embarcaciones de servicios con tripulación a bordo son usados para las tareas diarias en las instalaciones de piscicultura. Tales tareas incluyen desde el monitoreo del bienestar de los peces a las inspecciones de las instalaciones, control del racionamiento de los piensos y conteo de los piojos.

Estas operaciones pueden llegar a ser más demandantes en el futuro ahora que conocemos que la industria está planeando localizar sus instalaciones en aguas abiertas donde el clima y las condiciones del mar son más dura. Es por eso que los científicos están trabajando para reunir un equipo de robots que pueden hacer estos trabajos.

Control total

“Existen muchas ventajas para usar los llamados sistemas autónomos y operadas remotamente” dijo Per Rundtop, científico de SINTEF Ocean. “Requieren menos recursos, las inspecciones se pueden realizar las 24 horas del día, y la seguridad del personal deja de ser un problema” manifestó.

Los científicos de SINTEF y NTNU, junto con desarrolladores de empresa que incluyen a Maritime Robotics, Argus Remote Systems y Lerow, están trabajando actualmente para permitir que los sistemas robóticos implementen las tareas que actualmente realizan las personas. El proyecto se llama ARTIFEX.

“Hemos desarrollado una gran cantidad de nuevas tecnologías” dijo Eirik Evjen Hovstein, COO en Maritime Robotics. “Todo desde buques autónomos, aviones teledirigidos y vehículos de operación remota (ROVs) que pueden realizar tareas tales como inspecciones y mantenimiento bajo el agua. El reto es conseguir que estas tecnologías funcionen bien juntas” dijo.

Prueba a gran escala en Frøya

A principios del próximo año, la tecnología será probado en el laboratorio a escala completa de SINTEF ACE en la isla Frøya. El plan es conseguir un buque autónomo para transportar un ROV y un drone a las instalaciones.

“Una vez en las instalaciones, la embarcación actuará como una plataforma de aterrizaje y una estación base para el drone, y una plataforma de lanzamiento para el ROV. También realizará tareas interactuando con el ROV” destacó Rundtop.

Robots trabajando juntos

Habrá cuatro aspectos en el trabajo de investigación en el marco del proyecto ARTIFEX: diseño de vehículos, sistemas autónomos y operaciones aéreas y subacuáticas.

“Por ejemplo, el avión no tripulado vigilará el proceso de alimentación de los peces, mientras que el ROV lleva a cabo inspecciones submarinas y tareas como la reparación de los daños en las redes para asegurar que los agujeros no se hagan lo suficientemente grande para permitir que los peces escapen” dijo Hovstein. “Todas estas operaciones podrán ser monitoreadas y operadas por una sola persona localizada en la costa”.

“No me sorprendería si muchos jóvenes encuentran este trabajo atractivo. Es casi como jugar un juego de computadora, excepto que aquí estarían haciendo algo realmente útil” destacó el empresario con una sonrisa.

La mitad de los fondos del proyecto de innovación de ARTIFEX provienen del Research Council of Norway, y la otra mitad de la industria. El proyecto fue lanzado en el año 2016 y será completado durante el 2018.

Contacto:
Per Rundtop
Phone: 990 18 626
Mobile: 990 18 626
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Unit: SINTEF Ocean AS
Department: Aquaculture Technology
Office: Trondheim