Madrid, España.- El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, ha subrayado que, en un futuro no muy lejano, los productos de la acuicultura van a ser una de las principales fuentes de alimentos para la población.

Alberto López-Asenjo ha inaugurado hoy la Asamblea General de la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar), donde ha recalcado que la acuicultura es un motor económico para la población de nuestras zonas costeras, cuya importancia se incrementa por el número de empleos indirectos que genera a lo largo de toda la cadena.

Además, el secretario general ha señalado que España preside el Comité de Acuicultura de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo/FAO, lo que acredita nuestro compromiso con la acuicultura.

PLAN ESTRATÉGICO DE LA ACUICULTURA

En su intervención, López-Asenjo ha comentado que España se encuentra a la cabeza de la producción acuícola, dentro de la Unión Europea. A este respecto, el secretario general ha señalado que su Departamento trabaja para relanzar esta actividad. Para ello, se trabaja en la ejecución de las actuaciones previstas en el Plan Estratégico de la Acuicultura Española 2014-2020.

En concreto, López-Asenjo ha destacado el gran esfuerzo realizado este año en las tareas de planificación marítima espacial. Así, la Secretaría General de Pesca ha terminado recientemente una herramienta de Sistema de Información Geográfica para la acuicultura, el Visor Acuicultura en España (Acuivisor).

Según ha detallado, esta herramienta estructura y unifica en un mismo formado la información básica de la actividad acuícola en las diferentes comunidades autónomas, e informa sobre la gran diversidad de cultivos que hay en España.

López-Asenjo ha explicado que, con esta herramienta, se busca posicionar la acuicultura española en el marco de otras redes europeas de gestión de conocimiento e intercambio de información.

Asimismo, el secretario general ha indicado que el Plan Estratégico recoge la necesidad de reforzar la competitividad de este sector a través de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, así como el estrechamiento de las relaciones entre la comunidad científica y el sector productor, a través del incremento de la financiación disponible y del número de proyectos ejecutados en materia de acuicultura.

PLANES NACIONALES DE ACUICULTURA

En este sentido, López-Asenjo ha detallado que el año pasado se relanzaron los Planes Nacionales de Acuicultura, a través de una convocatoria de ayudas dotadas con dos millones de euros, para el desarrollo de tres proyectos en un plazo de tres años, en una clara apuesta por la mejora genética de los productos acuícolas

De esta forma, los proyectos se refieren a la diversificación de la acuicultura española mediante la optimización del cultivo de seriola; la mejora de la competitividad del sector de la dorada a través de la selección genética; y estrategias nutricionales para mejora en el rendimiento productivo, uso de piensos funcionales y dietas salud en acuicultura.

A este respecto, López-Asenjo ha avanzado que este año está prevista la publicación de una nueva convocatoria, por valor de 1,2 millones de euros.

En el terreno de la promoción, el secretario general ha destacado el éxito de la campaña “Criado en la UE”. En este marco, y gracias al apoyo de la Fundación Biodiversidad, en 2016 se impartieron 62 talleres en los que participaron más de 1.700 jóvenes, con la colaboración de 27 expertos del sector.