Jaboticabal, Brasil.- Una investigación de doctorado desarrollada por el estadounidense Dallas Flickinger en el marco del Programa de Pós-Graduação em Aquicultura de la Universidade Estadual Paulista (UNESP) busca incrementar la productividad, con menor impacto al ambiente, a través del cultivo policultivo de especies: gamitana (tambaqui) y el camarón amazónico.

A pesar de que el cultivo en conjunto de varias especies es una práctica común en la acuicultura, el objetivo del estudiante de doctorado está en cultivar especies que ocupan diferentes estratos en el ambiente. En su investigación, Flickinger trabaja con la gamitana, especie bastante popular en Brasil, y el camarón de la Amazonía, crustáceo conocido principalmente en la región Norte del país.

“La idea del trabajo es tener el cultivo de peces en conjunto con otro animal que ocupe el fondo del estanque, como el camarón de la Amazonía. De esta forma, las dos especies pueden aprovechar los nutrientes” explica Flickinger. Según el científico el cultivo integrado puede promover un aumento de la productividad, debido a que la ración no consumida por los peces se deposita en el fondo del estanques y sirve de alimento para los crustáceos. Otra razón para elegir el camarón de la Amazonía es que esta especie raramente presenta enfermedades.

Otro problema identificado por el científico es que la ración que se deposita en el fondo puede contener elementos que favorecen la proliferación de algas y bacterias, reduciendo la cantidad de oxígeno presente en el agua, un escenario que puede causar una mortalidad de peces. Al consumir los restos de raciones que se depositan en el fondo del estanque, los camarones de la Amazonía evitan esta proliferación.

Flickinger recuerda que el cultivo de este crustáceo en estanques no es un práctica común. En general, la captura del camarón se realiza con el uso de aparejos que no permite diferencias los jóvenes de los adultos, provocando la sobrepesca de la especie. La contaminación del hábitat esta generando la disminución de las poblaciones de esta especie de camarón.

El estudiante de doctorado viene siendo orientado por el profesor Wagner Valenti en el Centro de Aquicultura de la UNESP y recibe el apoyo de CNPq. “La investigación de Dallas desarrolla un cultivo multiespacial, debido a que las especies ocupan espacios diferentes, y multitrófico por que se alimentan de sustancias diferentes. Con esto, es posible optimizar y producir las dos especies, aumentando la productividad, la rentabilidad y la sustentabilidad del sistema” dijo Valenti. La investigación esta incluida dentro del Programa de Sustentabilidade na Aquicultura por Meio de Cultivos Integrados.