Tasmania, Australia.- Después de 17 años los científicos del Institute for Marine and Antarctic Studies (IMAS) de la Universidad de Tasmania han encontrado la solución a un problema que los científicos en todo el mundo han tratado por resolver por décadas, el cultivo de la langosta.

Liderado por el profesor asociado Greg Smith, el equipo en el ARC Research Hub for Commercial Development of Rock Lobster Culture Systems es el primero en el mundo en desarrollar métodos escalables para la cría de la langosta de la roca, desde su fase larval en un hatchery comercial. Esto provee muchas oportunidades para establecer una industria sostenible de la acuicultura de la langosta.

“A pesar de su alto valor, hasta ahora el largo y complejo ciclo de vida de la langosta de la roca (también conocido como langosta espinosa) hacía imposible la producción de un gran número de langostas juveniles requeridos para el establecimiento del cultivo comercial”.

Dependiendo de la especie, las langostas de la roca requieren de seis a 24 meses para completar con éxito su compleja fase larval, que consiste hasta en 11 estados.

Durante la mayor parte de este tiempo la larvas son muy diferentes a las langostas maduras, debido a que son planas y transparentes con una forma parecida a una araña y requiere agua de mar limpia.

Aún cuando los científicos eran capaces de criar pequeños números de animales de los huevos hasta la etapa juvenil, nunca antes ellos lo habían hecho a un nivel masivo, una avance que podría formar la base para la acuicultura comercial.

El logro obtenido por el equipo en el ARC Research Hub no fue el resultado de un solo descubrimiento, es fruto de una larga serie de avances incrementales para enfrentar los desafíos, incluido el diseño de tanques de crianza larval, desarrollo de técnicas de tratamiento de agua y la creación de dietas especializadas.

“Con investigación adicional optimizaremos el proceso y nos permitirá escalar, hemos demostrado nuestro proceso en hatchery en nuestras instalaciones de investigación en Taroona con tanques de crianza masiva, los cuales pueden producir anualmente decenas de miles de juveniles aptos para su crianza comercial en instalaciones de engorde”.

La tecnología es particularmente avanzada con la especies langosta tropical de la roca (Panulirus ornatus), que es una especie de crecimiento rápido comparado con las langostas de la roca en el este y el sur, que también vienen siendo cultivados y estudiados en las instalaciones de IMAS.