Georgia, EEUU.- Georgia Sea Grant y el Institute of Oceanography de la University of Georgia ingresaron en su cuarto año de investigación con la introducción de una nueva aplicación para teléfonos inteligentes que permitirá a los camaroneros ayudar a los científicos en la recolección de datos sobre el problema.

La branquia negra es una condición causada por un parásito microscópico que muchos camaroneros en Georgia creen es el responsable de la reducción en las capturas durante los últimos años. El camarón es la pesquería económicamente más viable en Georgia.

Con fondos de la Georgia Sea Grant, Marc Frischer, un profesor de ciencia marina en el Institute of Oceanography, en colaboración con UGA Marine Extension y Georgia Sea Grant y la Coastal Resources Division del Georgia Department of Natural Resources, explora las posibles causas y los impactos de las branquias negras.

La investigación ha demostrado que la branquia negra puede impactar la resistencia del camarón, volviéndolo más vulnerable a los depredadores. Los científicos también han observado incidentes de mortalidad directa en el camarón con branquias negras, pero Frischer reconoce que hay muchas preguntas que la ciencia no ha respondido aún.

“La branquia negra es un problema complejo y no hay un simple factor que los explique” manifestó Frischer.

La comunicación y la cooperación entre los pescadores y el gobierno se ha incrementado desde el inicio del estudio, destacó Frischer.

Usando una aplicación de la branquia negra para teléfonos inteligentes, creado por Kyle Johsen, profesor asistente en UGA, los capitanes de los botes camaroneros ahora pueden ayudar a documentar la extensión de la branquia negra durante la estación camaronera.

Los pescadores usaran la app para documentar sus capturas e informarán sus datos a una base de datos central. Usando GPS y la cámara de su teléfono, ellos registraran la ubicación y las imágenes de los camarones capturados.