Chile.- Aumentar la productividad de las áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos en la región mediante actividades de repoblamiento y generación de valor agregado, fortalecimiento organizacional, capacitación en gestión y administración de recursos. Bajo esa premisa se dio inicio a la etapa de ejecución del Programa Repoblamiento de Praderas de Algas de Interés Comercial de la Región del Biobío.

La iniciativa asciende a los 600 millones de pesos y corresponde a un programa ejecutado por la Subsecretaría de Pesca y financiado con Fondos del Gobierno Regional, el cual surge como respuesta a la baja productividad de las Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB), la disminución de la abundancia de praderas de algas y el empobrecimiento del ecosistema costero de la Región del Biobío.

Javier Valencia, director zonal de Pesca y Acuicultura de Biobío y Ñuble indicó que el programa se inició el año pasado en su fase de levantamiento de información, periodo en el cual que se realizó la evaluación y diagnóstico de 30 AMERB y sus respectivas organizaciones de pescadores titulares distribuidas en las comunas de Tome, Penco, Talcahuano, Coronel, Lota y Arauco. Luego de ese proceso, se seleccionaron a 10 Áreas de Manejo que presentaban las mejores condiciones, tanto desde el ámbito biológico como social, para pasar a la fase de repoblamiento, cuyo inicio se concretó esta semana.

“Se trata de un iniciativa de alto impacto en la región, ya que apunta directamente a la diversificación y fortalecimiento de las áreas de manejo, lo cual permitirá complementar los ingresos económicos de los pescadores artesanales de aquellas caletas”, apuntó el representante zonal de Subpesca.

Valencia precisó que el programa beneficiará directamente a más de mil pescadores artesanales de la región y contempla la intervención de las áreas de manejo de Tubul B (Arauco), Cerro Verde B (Penco), Coliumo A (Tomé), Penco, Punta Lavapié (Arauco), Pueblo Hundido (Lota), Cocholgüe (Tomé) Pueblo Norte A y Puerto Sur (Coronel) y Coliumo B (Tomé), para lo cual se considera un repoblamiento con pelillo (Gracilaria chilensis) en las cinco primeras, mientras que las restantes serán repobladas con recurso luga (Sarcothalia crispata) y chicoria de mar (Condracanthus chamissoi), este último caso sólo en Coliumo B.

Programa Repoblamiento Provincia de Arauco

Paralelamente, la Subsecretaría de Pesca, junto con el programa de Gestión Territorial Zona de Rezago de la Provinica de Arauco, se encuentra desarrollando una segunda iniciativa de este tipo en la región. Se trata del Programa Transferencia Repoblamiento, Cultivo y Manejo de Algas en Pesca Artesanal de la Provincia de Arauco, el cual contempla una duración de tres años, beneficiando a 496 mujeres y 1.158 hombres que realizan actividades extractivas desde Laraquete hasta Tirúa, incluyendo la Isla Mocha.

Al respecto, Javier Valencia indicó que el programa permitirá realizar una caracterización social, económica y cultural de las personas y organizaciones ligadas a la extracción de las diferentes especies, además de identificar la actividad económica y la cadena productiva derivada de la extracción de macroalgas y realizar un análisis de brechas, problemáticas y oportunidades de la actividad pesquera extractiva en los sectores estudiados en la provincia.

“La idea es poder diseñar una propuesta para la elaboración de un plan de manejo de macroalgas de interés comercial para la provincia, lo cual permitiría impulsar el desarrollo sustentable económico local para resolver las brechas de inequidad territorial”, explicó el director zonal.

En ese sentido, Valencia indicó que la explotación comercial de algas se ha incrementado de manera significativa en la última década, principalmente debido a la demanda existente para la fabricación de diversos productos, en ámbitos como la cosmética y alimentación (especialmente desde el extranjero), lo cual justifica invertir en estos recursos, considerando también otros factores, como es el peligro de agotamiento de las praderas naturales.

“Las características descritas transforman a la explotación sustentable y comercialización de algas en una alternativa recomendable para contribuir a mitigar la condición de rezago de la Provincia de Arauco”, puntualizó.

Cabe mencionar que dentro de las actividades que se desarrollarán en el territorio, se considera la aplicación de encuestas, entrevistas a algueros, supervisión experta, la realización de un catastro, visitas a terreno, descripción de la caleta o del sector, además de reuniones informativas con estados de avance del proyecto.