EEUU.- Los científicos de University of California San Diego y Sapphire Energy ha completado con éxito la primera prueba de campo al aire libre autorizado por la US Environmental Protection Agency (EPA) para las microalgas modificadas genéticamente.

En una serie de experimentos financiados por el US Department of Energy, los científicos han evaluado una cepa de microalga modificado genéticamente en estanques abiertos bajo condiciones del mundo real. Como se informa en la revista Algal Research, los científicos concluyen que las algas modificadas por ingeniería genética pueden ser cultivadas con éxito al aire libre manteniendo las características, y, lo más importante, sin impactar adversamente en las poblaciones nativas de algas.

Bajo la competencia de EPA durante un experimento de 50 días, los científicos cultivaron cepas de la especie de alga Acutodesmus dimorphus, modificada con genes para la biosíntesis de ácidos grasos y la expresión de una proteína fluorescente verde, en paralelo con especies de algas sin modificación. Las pruebas de ambas cepas aisladas de muestras de agua tomadas de cinco lagos regionales mostraron niveles similares de crecimiento en las pruebas, y que la modificación genética no cambia el impacto de las cepas cultivadas sobre las comunidades de algas nativas.

“Este estudio demostró el marco de trabajo para realizar este tipo de pruebas en el futuro” dijo el co-autor del estudio Jonathan Shurin, un ecologista en UC San Diego.