Ciudad de México, México.- La industria de peces ornamentales es una actividad con amplias perspectivas de desarrollo y crecimiento en México, donde operan 711 granjas que producen 66 millones de  organismos al año y generan ingresos estimados por 120 millones de pesos (US$7.5 millones) en beneficio de los productores, informó la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA).

El organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) indicó que la acuacultura ornamental o acuariofilia es una actividad económica y social de gran relevancia, ya que en estas granjas laboran tres mil 199 hombres y dos mil 79 mujeres.

Las entidades de la República donde se encuentran establecidas las granjas de peces ornamentales son Jalisco, Estado de México, Veracruz, Yucatán y Morelos, siendo éste último el principal productor con 30 millones de peces al año.

En diversas unidades de producción de tilapia, esta actividad se ha integrado como una segunda opción de negocio a los peces de ornato, lo que contribuye a mejorar los ingresos de los productores.

Cabe señalar que la acuariofilia es la recreación de un ecosistema acuático artificial, para el desarrollo y mantenimiento de peces, plantas, invertebrados, anfibios y reptiles.

De acuerdo con estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anualmente son comercializados en el mundo más de dos mil millones de peces de ornato, donde las especies de mayor producción son bettas, ángel, platys, japoneses y guppies.

Los principales países productores de peces ornamentales son Singapur, China, Taiwán, Malasia, Indonesia, República Checa y Estados Unidos que, en conjunto, generan dos mil 500 millones de organismos con un valor de 56 mil millones de dólares en 26 mil granjas de acuacultura.

En Latinoamérica destacan también Colombia, Brasil, Perú, Argentina y Venezuela, donde en conjunto existen tres mil 532 granjas que producen 300 millones de organismos.