Ciudad de Guatemala, Guatemala (AGN).- La implementación de nuevas tecnologías y el buen desempeño de las empresas guatemaltecas de pesca y acuicultura, generaron este año un crecimiento en las exportaciones de este sector de un 14,6 por ciento, en comparación al 2016, informó hoy una fuente empresarial.

María Olga Menéndez, gerente del Sector de Acuicultura y Pesca de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), detalló que en el 2017 se innovó la oferta exportable, ofreciendo a los consumidores internacionales productos con valor agregado, como camarones cubiertos con coco, camarones empanizados, camarones “scampi”, entre otros.

“Con este dinamismo, los camarones de Guatemala han llegado a la mesa de los consumidores más exigentes en términos de calidad, como la Unión Europea, Estados Unidos, México y Asia, lo cual contribuyó a que el sector cerrara el año con exportaciones superiores a los 200 millones de dólares”, dijo Menéndez.

Agregó que, el sector de Agexport aglutina a más del 80 por ciento de productores y exportadores de productos de acuicultura y pesca del país y lleva a cabo acciones encaminadas a un crecimiento sostenible de la producción y exportación.

“En la camaronicultura se han utilizado sistemas de producción innovadores, tanto en fincas de engorde como en el laboratorio de producción de postlarvas de camarón, que van desde el diseño y la construcción de infraestructura y prácticas de manejo, hasta métodos de producción novedosos”, manifestó.

Recientemente la industria de camaronicultura inició un proceso de expansión con el surgimiento de pequeñas empresas, las cuales utilizan prácticas de manejo muy avanzadas, alcanzando productividades similares a las obtenidas por las grandes empresas de esta industria en Guatemala.

Sistemas novedosos

En 2017 el sector inició una nueva modalidad en el cultivo de tilapia, la cual consiste en la producción de peces en jaulas, donde se registraron tasas de crecimiento mayores a la de los sistemas convencionales de estanques de tierra.

Este proyecto cuenta con un programa de monitoreo ambiental sobre parámetros fisicoquímicos y biológicos que verifican su compatibilidad con el medio ambiente.

La iniciativa fue ejecutada por una empresa acreedora de la Certificación Best Aquaculture Practices (BAP) de la Global Aquaculture Alliance (GAA) en sus cuatro componentes, producción de alevines, engorde, planta de proceso y alimento balanceado.

Dentro de las proyecciones del sector para el 2018 se tiene previsto incrementar las exportaciones en un siete por ciento, además se trabajará para la apertura de nuevos mercados como China, Canadá, Corea del Sur y Rusia.