México.- Una de las actividades del subsector pesquero que se ha desempeñado con mucho éxito en los últimos tiempos es la acuacultura, misma que se encarga de la reproducción controlada, preengorda y engorda de especies de fauna y flora marina, por medio de técnicas de cría o cultivo que sean susceptibles de explotación comercial, ornamental o recreativa. Al respecto, se estima que 99.9% de esta producción se destina al consumo humano.

Como parte de una visión de producción de alimentos sostenible impulsada por situaciones preventivas como pueden ser el agotamiento de los recursos de los océanos y la creciente demanda de productos del mar, aunado a que los consumidores actuales buscan alternativas de productos orgánicos que les den la suficiente confianza para alimentarse sanamente, es que la acuacultura ofrece una respuesta con excelente desempeño.

El potencial de la acuacultura en México (y en el mundo) es progresivo, ya que existen las condiciones necesarias tanto para generar empleos como para explotar comercialmente las diferentes especies de cultivo en un contexto de creciente demanda prevista para las siguientes décadas.

Algunas de las clases cultivadas en nuestro país son: peces, cultivo que se concentra generalmente en estados del centro del país; crustáceos, se practica principalmente en los litorales del noreste de la república; y moluscos, se desarrolla fundamentalmente en las costas de Baja California.

Otras cifras que destacan son las siguientes:

- De 8,550 granjas acuícolas que hay en el país, 4,605 concentran 80% de la producción a nivel nacional.
- La derrama económica generada por la actividad acuícola en 2016, de acuerdo con la Conapesca, fue de 15 mil 940 mdp, lo que representa un incremento de 32% respecto de 2015.
- Por orden de importancia, las principales especies acuícolas cultivadas en México son: mojarra, camarón, ostión, carpa y trucha.

El SIAP en colaboración con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) llevan a cabo el proyecto “Ordenamiento acuícola: Padrón Nacional de Unidades de Producción Acuícola, primera etapa”. Para la realización de este proyecto, el SIAP ha implementado un operativo en campo en 18 entidades con personal capacitado, equipos GPS, mapa móvil e imágenes de satélite de alta resolución para la ubicación precisa de las Unidades de Producción Acuícola, así como para recabar la información sobre la producción de cada una de ellas.

Te invitamos a consultar mayores detalles acerca de este tema en:

- Producción pesquera y acuacultura.
- Atlas agroalimentario 2016, “Tecnología en la acuacultura”, p. 202.
- Unidad de Producción Acuícola.