EEUU.- La Southern Shrimp Alliance (SSA) ha compilado las bases de datos para todos los productos de camarón rechazados por las agencias en EEUU, Unión Europea y Japón, debido a la presencia de antibióticos prohibidos y otros antimicrobianos.

Las bases de datos son información obtenida directamente de las divulgaciones de las agencias. Los usuarios pueden ordenar y buscar las bases de datos compiladas en formato Excel. Los datos y las fechas disponibles varían según la información que pone a disposición cada agencia.

Estas compilaciones de bases de dato son proporcionadas por la SSA para mejorar la capacidad de los consumidores, proveedores, restaurantes y minoristas para evaluar los riesgos de exposición al camarón contaminado con antibióticos.

Como muestran los datos, el uso de antibióticos en la acuicultura del camarón se limita a un pequeño número de países y las fallas para detectar e impedir la comercialización de camarón contaminado se pueden atribuir a un número limitado de empacadoras y exportadores de camarón.

En los últimos seis años, las notificaciones de RASFF con respecto a los camarones contaminados con antibióticos han estado dominadas por las importaciones procedentes de India y Vietnam. Durante el mismo período, la gran mayoría de los rechazos de camarones de camarones importados en Japón debido a la presencia de antibióticos prohibidos han sido productos de Vietnam e India. Y, para los Estados Unidos, además las líneas sustanciales de camarones malasios rechazados se dieron cuando este país actuó como un medio para el camarón chino, la segunda y tercera fuentes de rechazo fueron India y Vietnam.

Sin embargo, a pesar de la consistencia de los informes entre las jurisdicciones con respecto al riesgo presente en estos dos países, parece haber poca evidencia tangible de acciones significativas tomadas para abordar el uso continuado de antibióticos en la acuicultura del camarón en India y Vietnam. En cambio, informes recientes de estos dos países indican que los exportadores de camarón indican que los esfuerzos para prevenir la importación de camarón contaminado son medidas proteccionistas encubiertas.

Los datos puestos a disposición por la SSA establece que no hay bases para tales reclamos. En cambio, los datos de rechazo de la Unión Europea, Japón y EEUU demuestran que las acciones tomadas para contrarrestar la presencia de antibióticos y antimicrobianos prohibidos en las importaciones de camarón se han limitado solo a los países que se han negado a eliminar el uso de estos en su acuicultura. Cabe destacar que los principales países productores de camarón como Ecuador, Indonesia y Tailandia no se ven afectados en gran medida por los rechazos a las importaciones.

Los datos publicados por la SSA también desmienten que los rechazos son resultados de las “persecuciones” del regulador. Tanto la UE y Japón informan el tipo de antimicrobianos que están presentes en el camarón importado y la cantidad del compuesto que fue detectado.

“Los antibióticos no tienen cabida en la acuicultura del camarón. Los riesgos presentes, en términos de los consumidores, en términos de la propagación de patógenos resistentes a los antimicrobianos, excede por mucho cualquier beneficio obtenido del acceso sin restricciones al camarón barato” resaltó John Williams, director ejecutivo de la Southern Shrimp Alliance.

“Las herramientos de información y base de datos que hemos puesto a disposición muestran claramente que este problema se puede abordar y eliminar de manera efectiva. Desafortunadamente, si los importadores y los compradores no demandan más de sus proveedores, nosotros como consumidores de camarón somos cómplices en el abuso continuo de antibióticos en el cultivo de camarón” finalizó Williams.