España.- Tahiche Lacomba, director general de Frescamar Alimentación, recogía ayer en Madrid el premio Alimentos de España 2016 en la categoría de Producción de la Pesca y de la Acuicultura de manos de la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

Un galardón con el que se reconoce la trayectoria empresarial, la relevancia socioeconómica y el carácter innovador de la compañía así como su contribución a la promoción de los productos de la acuicultura y a la mejora de su imagen y posición en el mercado.

Fundada en 2001, Frescamar Alimentación pertenece a Grupo Andromeda desde 2008, uno de los grupos de más rápido crecimiento en el sector de la acuicultura mediterránea, con actividad en toda Europa y con capacidad de exportación a nivel mundial.

La planta de procesado de Frescamar se encuentra en Burriana (Castellón) y cuenta con capacidad para procesar anualmente más de 10.000 toneladas.

Las especies principales que se procesan actualmente en las instalaciones son dorada, lubina y corvina y todas ellas cuentan con el sello “Crianza de Nuestros Mares” que garantiza su procedencia de las costas españolas.

La división ibérica de Grupo Andromeda, a la que pertenece Frescamar, posee tres centros de cultivo situados en mar abierto y ubicados en la Comunidad Valenciana (Burriana, Calpe-Altea y Villajoyosa) y dos granjas de preengorde –hatcheries- ubicadas en la Comunidad Valenciana (Burriana) y la Región de Murcia (Águilas).

Se realizan pescas diarias –de todas las especies- con las que se asegura la llegada al punto de venta con la mayor garantía de frescura y calidad en 24/48 horas.

La trazabilidad y control de los peces en toda la cadena de producción, desde la cría hasta el empaquetado, sumado al hecho de contar con sus propios alevines, ha permitido al grupo alimentario posicionarse en el mercado internacional como referente de seguridad, calidad y frescura, con especial atención al método de sacrificio, determinante para la calidad final del producto, y con un exhaustivo control de la cadena de frío, fundamental para garantizar su frescura.

Asimismo, la producción se realiza con un total respeto por el medio ambiente y el bienestar de los animales (la compañía cuenta con la certificación “Friend of the Sea”).

La alimentación de los peces, por su parte, se basa en piensos libres de organismos genéticamente modificados.

Frescamar es actualmente líder en el Mediterráneo en la producción y potenciación de la corvina y se sitúa a la vanguardia por su capacidad de dar respuesta a las tendencias del mercado, como lo demuestra su nueva gama ecológica (doradas y lubinas Bio).

Su oferta es igualmente diferenciadora pues va más allá del pescado fresco entero habitual en las empresas acuícolas de nuestro país, apostando también por la comercialización de productos de valor añadido como filetes, lomos, etc.

Los últimos lanzamientos de la compañía dan muestra de su carácter innovador:

- Por un lado, 2016 fue testigo del lanzamiento por parte de Frescamar de la primera marca nacional de corvina, nacida del ámbito privado y no alusiva a su origen: Corvina REX Frescamar.

Un hito que, más allá de su vertiente comercial, ha significado la recuperación de una especie tradicional del Mediterráneo a través de la acuicultura potenciando sus propiedades y poniéndola en valor ante la distribución, la restauración y el consumidor final.

Cabe destacar que se trata de la única corvina de Europa con certificación “Halal Food & Quality” que garantiza la calidad del producto según el reglamento de uso Halal dentro de las leyes dietéticas del Islam.

Asimismo, y como resultado de los esfuerzos de la compañía por producir y suministrar productos de la más alta calidad, su corvina obtuvo el Premio “Superior Taste Award 2016” (otorgado por el International Taste & Quality Institute) con la máxima calificación: tres estrellas que reconocen al producto como “Excepcional”.

- En el ámbito de productos ecológicos, Frescamar ha protagonizado durante el pasado año el lanzamiento de su gama Frescamar Bio que le ha convertido en la primera y única empresa del país en producir dorada y lubina ecológicas abarcando todo el proceso, desde el alevín hasta su comercialización.