Lima, Perú.- El Ministerio de la Producción, a través del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (SANIPES), firmó hoy con autoridades de la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ) de la República Popular China el protocolo sanitario para la exportación de langostinos peruanos al mercado de ese país.

Este convenio se dio el marco de Segunda Conferencia China de la Calidad, que se realiza en la ciudad de Shanghái, y fue suscrito por el director ejecutivo de SANIPES, Ernesto Bustamante, en representación del Gobierno peruano. En el acto estuvo presente el Embajador de Perú en China Juan Carlos Capuñay y el Cónsul General de Perú en Shanghái Zósimo Morillo.

De esta manera, los langostinos peruanos ya cuentan con autorización para ingresar de forma congelada al gigante mercado chino. En ese sentido, se estima que la exportación de este producto nacional pasaría de US$150 millones a U$200 millones anuales en el 2018.

Gracias al impulso otorgado por la gran demanda del mercado chino, el objetivo a mediano plazo es cuadruplicar la producción y exportación total de langostinos peruanos a nivel global y alcanzar los US$800 millones.

Una de las ventajas de ingresar al mercado asiático es que constituye un incentivo para convertir las pozas de crianza de langostinos a cultivo intensivo, instalar nuevas pozas y granjas, generar alianzas estratégicas e invertir en alta tecnología.

TRABAJO DE TRES AÑOS

El protocolo, en negociación desde septiembre de 2014 con las autoridades sanitarias de China, fue uno de los temas priorizados durante la visita oficial del presidente Pedro Pablo Kuczynski a dicho país en septiembre del año pasado.

En ese sentido, en marzo de este año el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, el embajador de Perú en China Juan Carlos Capuñay, los miembros de Cancillería y de la OCEX de Perú en China colaboraron con SANIPES para establecer una comunicación eficiente con AQSIQ para finiquitar los detalles técnicos del protocolo.

Se debe señalar que para cumplir con las particularidades exigidas por la agencia sanitaria china, la actual gestión de SANIPES ha establecido una administración sanitaria de los centros de producción de langostinos ubicados en Tumbes dividiéndolos en 70 compartimentos sanitarios georreferenciados que vigilará la ausencia --durante seis meses previos- de hasta siete enfermedades propias del langostino en las pozas desde donde se pueda exportar a China.