Bolivia.- Enmarcados El Plan Nacional de Desarrollo "Bolivia Digna, Soberana, Productiva y Democrática para Vivir Bien", que implica la concepción, políticas, estrategias y programas de desarrollo del país en todos los ámbitos sectoriales y territoriales, el SENASAG dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras aprueba mediante resolución administrativa 037/2017 el reglamento nacional de sanidad acuícola en cumplimiento a la ley 830  donde interviene la institución dentro de sus atribuciones en el ámbito de la sanidad de los animales acuáticos y la actividad de producción de peces de consumo.


Antes de la promulgación de la ley 830 el SENASAG solo tenía injerencia institucional  dentro de las áreas de inocuidad alimentaria con los productos comerciales que consume la población boliviana, la sanidad en animales terrestres (vacas, cerdos, pollos, aves ) y el área de sanidad vegetal, desde hoy en adelante el servicio tendrá atribuciones de controlar la actividad de producciones de los peces de consumo, para controlar y prevenir futuras enfermedades en  este sector de la producción alimentaria que cada día crece.
 
El objetivo principal del reglamento es: Prevenir , controlar y erradicar las enfermedades de mayor importancia  en la producción acuícola  de peces de consumo humano  del país , así como también  establecer y regular el registro sanitario  de establecimientos  acuícolas para la administración sanitaria, precautelando el bien común, evitando  perdidas económicas  para los productores, garantizando  la seguridad alimentaria y salud pública de la población nacional.
 
El documento  consta de 14 capítulos y 59 artículos,  anexos y un manual de procedimiento para la inspección, evaluación y registro   de los establecimientos de producción acuícolas, el director General Ejecutivo del SENASAG Dr. Javier Suarez mencionó: “después de siete meses de la promulgación de la ley 830 con mucha satisfacción ponemos ya en vigencia la aprobación de este reglamento de sanidad en los animales acuáticos donde vamos a establecer como institución el registro de todos los productores  que intervienen en la acuicultura a nivel nacional, esto con el objetivo de poder prevenir, controla y erradicar  enfermedades en la producción acuícola nacional para que puedan comercializar productos procedentes de esta área productiva, con calidad  para el consumo humano.