Reino Unido.- La conservación de las poblaciones de peces está siendo severamente obstaculizadas por los pobres controles en el comercio mundial, según una nueva investigación publicada en Scientific Reports.

El estudio realizado en el Ecosystems and Environment Research Centre en la University of Salford analizó las estadísticas mundiales de producción y comercio de peces populares como el pargo y descubrió grandes inconsistencias en los registros, lo que significó que el comercio de este pescado está subestimado en más de 70%.

Las mayores discrepancias se encontraron entre los importaciones reportadas por EEUU, el mayor consumidor de pargos en el mundo, y las exportaciones declaradas por sus principales proveedores (México, Panamá y Brasil).

Los informes de Nueva Zelanda reporta elevadas exportaciones de pargo, pero el estudio sugiere que el pescado comercializado es dorada plateada, localmente denominada como pargo, pero pertenece a una familia diferentes de peces. Consecuentemente, las exportaciones globales de pargo están sobreestimados en casi 30%. Las discrepancia, ellos sugieren, probablemente ocurran con otros peces valiosos y explotados que no tiene códigos de comercio detallados, tales como meros, corvinas y roughy.

“Sin la capacidad de rastrear con precisión las especies de peces en el comercio, o relacionar la procedencia con el consumo, las poblaciones vulnerables de pargo y otros peces pueden ser sobreexplotados en lugar de protegidos” dijo Stefano Mariani, profesor de genética de la conservación.

Parte del problema, concluyó el equipo de investigadores, es que el sistema de clasificación de comercio mundial trata a los peces con una descripción amplia, permitiendo que las especies sobreexplotadas sean agrupadas bajo códigos comerciales genéricos.

“La familia de pargos comprenden más de 100 especies; muy variables en número, distribución, valor y vulnerabilidad a la sobrepesca. Sin embargo, estas especies pierden en gran medida su identidad una vez que son sacadas del agua y enviadas a los destinos en el extranjero” dijo la investigadora principal, Dr Donna- Mareè Cawthorn.

Cawthorn utilizó “estadísticas espejo”, comparando las estadísticas de exportación e importación de las bases de datos de cada país que comercializa pargos, y los comparó con los datos oficiales reportados a la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los pargos son uno de los alimentos de origen acuático más apreciados en EEUU, con los filetes frescos alcanzando precios de hasta US$75/kg.

Referencia (abierto):
Donna-Mareè Cawthorn & Stefano Mariani. 2017. Global trade statistics lack granularity to inform traceability and management of diverse and high-value fishes. Scientific Reports 7, Article number: 12852. DOI: 10.1038/s41598-017-12301-x
https://www.nature.com/articles/s41598-017-12301-x