Ca Mau, Vietnam (VNA).- Para 2025, las exportaciones de camarones de Vietnam deben alcanzar los 10 mil millones de dólares, y la marca de ese rubro del país será conocida en el mundo, afirmó hoy el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc.

Además, el cultivo se aliará con el desarrollo sostenible de la economía y el medio ambiente, y la industria de camarón contribuirá con el 10 por ciento al Producto Interno Bruto del país, aseveró el jefe del gobierno en una conferencia nacional sobre la rama, efectuada en la provincia sureña de Ca Mau con la participación de autoridades, empresarios y expertos. 

Tras señalar que esas metas y ambiciones se basan en las lecciones actuales y la demanda-oferta en el mercado, Xuan Phuc esclareció la visión y estrategia para el desarrollo de ese sector. 

Expresó su convicción de que la marca “Camarón de Vietnam” ayudará al país a hacer más corto el camino hacia una agricultura moderna, con alto valor agregado, basada en tecnologías de punta. 

“Vietnam se convertirá en centro de producción de camarones del mundo”, declaró. 

Luego de describir como clave para el desarrollo de la rama los avances de la biotecnología e informática, Xuan Phuc recomendó planificar áreas exclusivas destinadas a la cría, poniendo énfasis en la protección de las condiciones naturales. 

También pidió controlar estrechamente la calidad de los recursos hídricos, e instó al sistema bancario a aumentar el crédito preferencial a los cultivadores, especialmente los pioneros en la aplicación de alta tecnología.  

Aprovechó la ocasión para exhortar a las autoridades a garantizar el suministro de ejemplares reproductivos y alimentos para camarones, y a los expertos, ofrecer asesoramiento oportuno a los agricultores. 

Las autoridades deben intensificar la información a los productores sobre la demanda y los precios en el mercado, facilitar el establecimiento de modelos de cultivo centralizado, promover la conectividad entre los agricultores y los distribuidores, y continuar diversificando los mercados receptores, enfatizó. 

El premier también reafirmó que el gobierno está dispuesto a respaldar a las empresas en los pleitos antidumping, para defender sus derechos e intereses legítimos en el mercado global, y a sancionar estrictamente los actos que violen las regulaciones sobre la calidad e inocuidad de los productos. 

En la ocasión, encomendó al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural la elaboración de un programa de acción para el desarrollo del sector. 

La conferencia constituyó un foro para que los productores y exportadores intercambiaran experiencias y dialogaran con representantes del gobierno.

El viceprimer ministro Trinh Dinh Dung afirmó que la rama tiene plena posibilidad para expandirse. 

Al lado de la alta demanda en el mercado mundial, la situación actual del cambio climático hace la cría de camarones la solución más adecuada para el Delta del río Mekong, donde la creciente salinización y la subida del nivel del mar ampliarán la superficie de áreas salinizadas o aquellas que deban transformarse en cultivos para responder a la variación del clima, explicó.

Le Van Quang, presidente de la Junta Directiva de Minh Phu, mayor compañía exportadora de camarones en Vietnam y el mundo, declaró que el apoyo del gobierno ayudaría al grupo a aumentar las ventas al extranjero a dos mil millones de dólares en 2021, cinco años antes de lo previsto en la meta trazada. 

Propuso ampliar el modelo de cría en manglares basada en centralización y la estandarización del proceso productivo de cada hogar.

Por otro lado, los empresarios sugirieron al gobierno reducir los precios de la electricidad para la producción, disminuir la tasa de interés de préstamos y proteger las marcas nacionales.