Ankara, Turquía.- Publican revisión científica sobre el bienestar de los peces en relación a la calidad del agua de crianza, alimentación y desechos de los peces en un sistema de acuaponía.

La acuaponía permite proveer a los consumidores con productos de alta calidad, seguros y nutritivos. Debido a que la acuaponía es un sistema integrado que cubre la co-producción de plantas y peces, la combinación de peces y plantas debe ser compatible con las características de cada tipo de producción para un balance de los nutrientes producidos por el cultivo de los peces y los nutrientes asimilados por las plantas; en este sentido, la selección de plantas y peces es de importancia crítica en términos de sostenibilidad para la producción acuapónica.

El bienestar de los peces en los sistemas acuapónicos puede ser un importante criterio para los consumidores. Las condiciones en los sistemas de acuaponía podrían mejorar el crecimiento y salud, comúnmente considerados como indicadores de bienestar de los peces, para brindar productos de alta calidad a los consumidores. Sin embargo, los estudios de bienestar de los peces están faltando para las especies cultivadas en sistemas de acuaponía.

Científicos de la University of Ankara, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (España), de la University of Jyvaskyla (Finlandia), de la University of Thessaly (Grecia) y de la University of Firenze (Italia) elaboraron una revisión científica que examinó el bienestar de los peces en relación a la calidad de agua de crianza, alimentación y desechos de los peces, y las heces, para desarrollar un sistema de acuaponía sostenible.

Los parámetros de calidad de agua son la primera consideración ambiental para la optimización de la producción acuapónica y para direccionar los temas que impactan el bienestar/salud de los peces y las necesidades de las plantas, reportan los científicos. “Los peces criados en sistemas de acuaponía requieren de buenas condiciones de calidad de agua. Cambios repentinos en la densidad de cultivo, tasa de crecimiento, tasa de alimentación o volumen del agua puede generar cambios repentinos en la calidad del agua”.

Ellos indican que en los sistemas de acuaponía, la asimilación de nutrientes debe ser maximizado para la producción saludable de biomasa de plantas, pero sin descuidar las mejores condiciones de bienestar para los peces en términos de calidad de agua.

“Las medidas para reducir los riesgos de la introducción o diseminación de enfermedades o infecciones, y para incrementar la bioseguridad en la acuaponía son también importantes. Además, los posibles impactos de los aleloquímicos, químicos liberados por las plantas, también deben ser tomados en cuenta” destacan los científicos.

Muchos factores importantes para el bienestar son también importantes para la producción, principalmente evitar las enfermedades bacterianas y virales, los parásitos y daño físico a la piel y branquias; de esta forma, el bienestar y la producción de benefician del control de estos, indican los científicos.

Ellos concluyen que “Debido a que la información disponible es muy limitada, deben realizarse investigaciones para dilucidar mejor la relación entre los niveles apropiados de minerales necesarios para las plantas, y el metabolismo, salud y bienestar de los peces”.

Los científicos también mencionan que algunos procedimientos son perjudiciales para el bienestar de los peces, por el ejemplo el hacinamiento antes y durante el transporte y la manipulación de los peces fuera del agua; ellos recomiendan encontrar formas para reducir estos impactos, aun si entran en conflicto con las prioridades de producción.

Finalmente, los científicos recomiendan que los principios de bienestar y bioseguridad en la acuicultura responsable también puede ser aplicado a los sistemas acuapónicos.

Referencia (abierto):

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.