Guangzhou, China.-  El rápido desarrollo de la industria acuícola en los últimos años ha conducido a que abundantes residuos de alimentos, metabolitos y excretas se depositen en los sedimentos de los estanques. Lo que resulta en aumentos de 50 a 500 veces más en la concentraciones de nitrógeno (N) y fósforo (P) en los sedimentos.

Mantener una buena calidad del agua en los estanques de la acuicultura es vital. Sin un aireador, el oxígeno disuelto en los estanques proviene principalmente de las transferencia en la interfase agua-atmósfera.

Debido a que el sedimento puede afectar seriamente la calidad del agua, científicos de la South China University of Technology, del Pearl River Fisheries Research Institute del Chinese Academy of Fishery Science y de la Old Dominion University (EEUU) del realizaron experimentos para examinar los mecanismos de liberación de nutrientes (nitrógeno y fósforo) y los flujos desde el sedimento en los estanques acuícolas con movimiento de agua pero son aireación.

“Los resultados mostraron que la concentración de nitrógeno amoniacal (NH3-N) en el agua era inversamente proporcional a la velocidad del flujo y que una velocidad de flujo más alta resulta en una concentración más baja en el agua” reportan los científicos.

Ellos también informan que el sedimento perturbado por el flujo de agua liberó más nitrógeno nitroso (NO3-N) y nitrógeno nitrito (NO2-N) en el agua.

Conclusiones del estudio

- La tasa de flujo influye en los potenciales de oxidación-reducción (ORP) en el agua suprayacente (pH= 6.5 a 7.0).

- Para las condiciones de flujo de agua, se observó un gradiente vertical en la concentración de NH3-N.

- Las concentraciones de NO3-N en el agua suprayacente y los sedimentos tendieron a incrementarse durante los primeros cinco días de cultivo.

Referencia (abierto):

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.