Reino Unido.- Por primera vez las células madres se colocan en yesos y vendajes para ayudar a sanar las heridas, gracias a una nueva técnica desarrollada por científicos en Newcastle University. El método de encerrar las células madres en un gel de alginato elaborado en base a macroalgas los hace prácticos de usar, adaptables y fácil de almacenar, incluso a temperatura ambiente.