Japón.- Un grupo de científicos han demostrado que una proteína fluorescente obtenida de los músculos de la anguila japonesa puede ser usados para detectar la bilirrubina no conjugada en recién nacidos. Este método de detección es ideal para pacientes recién nacidos quienes solo pueden dar limitadas muestras de sangre, y podría revolucionar la forma de monitorear la ictericia en recién nacidos.

Por Marytere Narváez
Mérida, México (Agencia Informativa Conacyt).- El Octopus maya es un cefalópodo que se distribuye únicamente en el mar del Golfo de México, cerca de la costa de la península de Yucatán, y ha sido una de las especies más estudiadas desde múltiples enfoques por la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UMDI-UNAM), localizada en la Comisaría Municipal de Sisal. Uno de los proyectos recientes fue desarrollado por Sergio Rodríguez Morales, investigador de la Facultad de Química de la UMDI, para la obtención de neuropéptidos presentes en la saliva de este pulpo con el objetivo de evaluar su potencial como agente anti-alzhéimer.