Gainesville, USA.- Científicos validan guía fotográfica de proporciones de alimentos de origen acuático que puede convertirse en una útil herramienta para evaluar con precisión el consumo de pescados y camarón en un entorno comunitario.

Las recomendaciones de la dieta por el US Department of Agriculture y la National Health and Medical Research Council of Australia y organizaciones gubernamentales similares de 34 países europeos incluyen el consumo de pescado como una parte regular de una dieta saludable balanceada.

Determinar si los riesgos para la salud asociados con modelos específicos de consumo de alimentos de origen acuático podrían superar los beneficios para la salud depende en parte de una evaluación exacta del consumo de pescados y mariscos. Sin embargo, la capacidad de determinar con exactitud los comportamientos y las cantidades de pescados y mariscos consumidos en diferentes comunidades, o en poblaciones vulnerables, es importante para discernir de los beneficios a la salud como de la potencial exposición a los contaminantes.

Los individuos o comunidades que frecuentemente consumen alimentos de origen acuático, y/o típicamente consumen grandes proporciones de pescados y mariscos, pueden potencialmente recibir grandes beneficios para la salud, pero también podrían estar en riesgo de exposición si los contaminantes están presentes en las proporciones comestibles de los alimentos de origen acuático a niveles de preocupación para la salud humana.

En este sentido, la evaluación exacta de los modelos de consumo de pescados y mariscos es por consiguiente esencial para discernir las tasas de beneficios a riesgos y desarrollar herramientas de evaluación de riesgos. La evaluación de la asimilación debe incluir el tipo de alimento de origen acuático, así como la frecuencia y la cantidad típicamente consumida.

El esfuerzo para mejorar la exactitud de los datos de consumo de alimentos de origen acuático incluyen el desarrollo de encuestas estandarizadas y el uso de modelos de alimentos y fotografías para ayudar a la estimación de las proporciones. Debido a que el término usado “seafood” describe a un grupo heterogéneo de pescados y mariscos, y el consumo de la población varía por región geográfica, las guías visuales pueden ser particularmente útiles cuando se evalúa el consumo de pescados y mariscos.

Científicos de la University of Florida y del Stanford Center for Clinical Research validaron el uso de una nueva guía fotográfica de proporciones de alimentos de origen acuático que representa las proporciones de pescados y camarones. Ellos indican que la aplicación de una herramienta validada de este tipo puede facilitar evaluaciones precisas de ingesta de pescados y mariscos individuales y comunitarias, y proporcionar datos significativos relativos a los beneficios para la salud y evaluación de riesgos, particularmente en respuesta a la contaminación ambiental y los desastres.

Ellos presentaron a los participantes una guía fotográfica de la porción de pescado y camarones que presentaba un rango escalonado de tamaño de porciones cocidas para estimar el tamaño de sus porciones típicas. “Los participantes seleccionaron el tamaño de su porción típica de la guía fotográfica y también de una selección de comidas de referencia recién cocinadas. Las selecciones porciones fotográficas se compararon con porciones de referencias planteadas para cada participantes” reportan.

Según los científicos, en los estudios de pescados y camarones, ellos no encontraron diferencias significativas entre las selecciones de porciones fotográficas y las selecciones de referencia. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.