Santiago, Chile.- Científicos de la Universidad de Chile estudiaron la toxicidad del grupo STX en todos los organismos acuáticos, y concluyen que se requiere de una actualización de la evaluación del riesgo y gestión del riesgo.

El grupo de saxitoxinas (STX) corresponde a metabolitos tóxicos producidos por cianobacterias y dinoflagelados del género Alexandrium, Gymnodinium, y Pyrodinium. En la última década, se ha determinado que las áreas contaminadas con STX afectaron al 35% del territorio costero del Pacífico sur, generando un alto impacto económico.

El riesgo de exposición de las personas a las toxinas del grupo STX está directamente relacionado al consumo de alimentos marinos contaminados, lo cual puede conducir a signos de envenenamiento severo con síntomas como hormigueo en los labios, boca y lengua, entumecimiento de las extremidades, parestesias, debilidad, ataxia, náuseas, entre otros síntomas.

La información con respecto a la determinación de los perfiles tóxicos y la dinámica de distribución en diferentes especies marinas de la costa del Pacífico sur es escasa, debido a la variabilidad química de los diferentes análogos relacionados al grupo STX, que cuando se asimilan son biotransformados por los diversos organismos marinos.

Científicos de la Universidad de Chile estudiaron la toxicidad del grupo STX en todos los organismos acuáticos (bivalvos, algas, equinodermos, crustáceos, tunicados, cefalópodos, gasterópodos y peces) presentes en áreas con una presencia variables de floraciones algales peligrosas. Luego, ellos determinaron los perfiles tóxicos de cada especie y dosis de STX equivalentes de 400 gramos de bivalvos ingeridas por una persona de 60 kg para establecer la evaluación del riesgo para la salud.

“Las toxinas con mayor prevalencia detectada fueron gonyautoxina-4/1 (GTX4/GTX1), gonyautoxina-3/2 (GTX3 / GTX2), neosaxitoxina (neoSTX), decarbamoylsaxitoxina (dcSTX) y saxitoxina (STX), con concentraciones medias de 400, 2800, 280, 200 y 2000 μg kg-1, respectivamente” reportan.

Ellos concluyen que la identificación de vectores múltiples, así como en especies no reguladas, sugieren que se requiere de una actualización de la evaluación del riesgo y gestión del riesgo; y además recomiendan establecer análisis químicos y específicos para la detección de todos los análogos asociados con el grupo STX.

Referencia (abierto):
Javiera Oyaneder Terrazas, Héctor R. Contreras and Carlos García. Prevalence, Variability and Bioconcentration of Saxitoxin-Group in Different Marine Species Present in the Food Chain. Toxins 2017, 9, 190; doi:10.3390/toxins9060190
https://www.researchgate.net/publication/317556308_Prevalence_Variability_and_Bioconcentration_of_Saxitoxin-Group_in_Different_Marine_Species_Present_in_the_Food_Chain