EEUU.- Científicos de la New Mexico State University y del Desert Research Institute publicaron una revisión científica sobre los avances en la investigación de las algas para la producción de biocombustibles, destacando las nuevas tecnología de cultivo y los métodos de conversión.

En las últimas dos décadas se ha incrementado la investigación y el desarrollo tecnológico de los biocombustibles y bioenergía por parte de la academia, industria y otras organizaciones. Las algas son una de las fuentes potenciales de biocombustible y bioenergía más estudiados.

La investigación en la identificación de especies de algas productivas y la conversión de algas en combustibles alternativos y otros bio-productos están tomando lugar en los ámbito públicos y privados. Aunque la investigación se ha realizado en la selección de la cepa de alga, el mantenimiento de especies puras, crecimiento y cultivo de biomasa algal, existen significativas mejoras en estas áreas.

Procesos

A través de las tecnologías de procesamiento como digestión anaerobios, pirólisis, gasificación, craqueo catalítico y transesterificación enzimática o química, la biomasa algal o los extractos de algas pueden ser convertidos en diferentes combustibles, incluido biogás, querosene, etanol, combustibles de aviones y bio-hidrogeno. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.