EEUU.- Científicos de UCLA y de la Universidad de Tokio han demostrado una nueva herramienta para clasificar las células de las microalgas por su forma, creando una línea de base de células uniformes para aplicaciones de investigación, industrial y clínicas. Mientras que los métodos de separación tradicionales se basan en filtros porosos o sedimentación en la cual las células se asientan debido a la gravedad, esta es la primera vez que la separación se basa en la forma.