Dinamarca.- Un grupo de científicos aplicaron un enfoque directo para describir la remoción de los compuestos basados en el carbono y el control de la dosis de ozono en un sistema de recirculación en acuicultura (RAS).

Los sistemas de recirculación en acuicultura (RAS) se están volviendo importantes, debido a que ellos consumen menos agua por kilogramo de pescado producido, aseguran condiciones estables y permiten la remoción de sólidos y el tratamiento de efluentes. Sin embargo, en estos sistemas la acumulación de compuesto orgánicos e inorgánicos deterioran la calidad del agua y crean condiciones favorables para las bacterias oportunistas.

Varios químicos, como la formalina, peróxido de hidrógeno, ácido peracético y cloruro de sodio, son usados para controlar la proliferación microbiana y prevenir los brotes de enfermedades. No obstante, las altas concentraciones de quimioterapeutas puede afectar el rendimiento del biofiltro, afectar el bienestar de los peces, poner en peligro la seguridad del trabajador y representar un riesgo para el ecosistema cuando los residuos no degradados son liberados a las fuentes de agua cercanas.

Para resolver la necesidad de desinfectantes ambientalmente amigables, el ozono viene siendo implementado como una tecnología suplementaria de tratamiento de agua. Se ha probado que mejora la calidad del agua, debido a que oxida varios agentes como compuestos basados en el carbono y nitritos, materia orgánica natural, demanda química de oxígeno, color y sólidos suspendidos.

Aunque la ozonación se viene aplicando en la acuicultura desde hace años, aun hay brecha de conocimiento con respecto a cómo predecir la dosis óptima de ozono para un sistema, conocido como “demanda de ozono”.

Científicos de Technical University of Denmark, de OxyGuard International A/S, y de Water ApS aplicaron un enfoque directo para describir la remoción de los compuestos basados en el carbono y el control de la dosis de ozono en un sistema de recirculación en acuicultura (RAS). Ellos indican que su enfoque puede ser usado para predecir la dosis de ozono requerido en RAS basado solamente en los parámetros de calidad de agua analizados en el laboratorio.

“La materia orgánica, evaluada como demanda química de oxígeno y fluorescencia, disminuyó en 25% (bajo O3), 30% (medio O3) y 53% (alto O3), mientras que la transmitancia del agua mejoró en 15% durante un período de 8 días” reportan los científicos.

Ellos indican que su estudio confirma que el ozono puede mejorar la calidad de agua del RAS, provee un mejor conocimiento de los mecanismos de caída del ozono que pueden ser usados para definir márgenes seguros de tratamiento de ozono.

Referencia:
Spiliotopoulou, A., Rojas-Tirado, P., Chetri, R.K., Kaarsholm, K.M.S., Martin, R., Pedersen, P.B., Pedersen, L.-F., Andersen, H.R., Ozonation control and effects of ozone on water quality in recirculating aquaculture systems, Water Research (2018), doi: 10.1016/j.watres.2018.01.032.
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0043135418300460